La dieta cetogénica es aquella que reduce elimina totalmente los hidratos de carbono para obligar al cuerpo a entrar en cetosis, esto produce una pérdida de peso al utilizar la grasa como fuente de energía. En el caso de sobrepasar la cantidad de 50 g estaríamos hablando de una dieta baja en carbohidratos, la cual es mucho más fácil de seguir y poner en práctica en el ámbito deportivo, pero no tendría el mismo efecto metabólico que una cetogénica pura” como tal.

1). Una de las causas del poco éxito a largo plazo que se atribuyen a las dietas bajas en grasa es la dificultad en mantener un tipo de dieta como ésta, de escasa palatabilidad, lo que dificulta su cumplimiento y es responsable, en parte, de las altas tasas de abandono.

Las cetonas se producen si hay una alimentación muy restringida en cuanto a carbohidratos (que son rápidamente procesados hacia glucosa azúcar en la sangre) y sólo cantidades moderadas de proteínas (la proteína en exceso también puede ser convertida hacia azúcar en la sangre).

En resumen, las dietas bajas en hidratos de carbono producen una disminución de peso significativamente mayor que las dietas bajas en grasa durante los primeros 6 meses de tratamiento, pero esta diferencia se pierde tras 12 me ses de tratamiento (nivel de evidencia I, grado de recomendación A).

Asociado a lo anterior encontramos también que reduce los niveles de azúcar en sangre con grandes mejoras para personas que padecen diabetes de tipo 2 ya que la resistencia a la insulina es la principal característica de la diabetes tipo 2. Una característica primaria de la resistencia a la insulina es una capacidad deteriorada de las células musculares para absorber la glucosa circulante.

Normalmente ingerimos en nuestra dieta carbohidratos de forma constante y varias veces al día, el exceso de carbohidratos y azúcares en la dieta causa una adaptación del organismo a usar siempre la glucosa suministrada como fuente de energía y las grasas siguen almacenándose y no se utilizan.

Según un reciente estudio, CetoPnK, publicado en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, cuyo objetivo era evaluar los cambios inducidos por la dieta cetogénica baja en grasa del Método PnK ® en la composición corporal de pacientes obesos a través de tres metodologías diferentes, por cada 20 kg perdidos con esta dieta cetogénica baja en grasas, solo 1 kg es de masa magra (5%); mientras que con la dieta hipocalórica, el 25% del peso perdido corresponde a masa magra.

Los expertos de PronoKal Group, como referentes en el manejo de la cetosis en el campo de la pérdida de peso, explican a través de 10 sencillos tips los puntos más desconocidos sobre la dieta cetogénica y que generan más confusión entre la población.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *