Portada del libro “La Dieta Dukan”. Para terminar, preguntado por los riesgos para la salud a los que nos exponemos cuando hacemos una dieta de este tipo, el nurticionista nos dice que, en general, las dietas que son hiperprotéicas, esto es, aquellas que priorizan el consumo de proteínas en detrimento del de hidratos de carbono, si se mantienen en el tiempo predisponen a la descalcificación del hueso.

Con dos libros ya publicados (Con las manos en la mesa y el genial Adelgázame, miénteme), Revenga ha hablado ya de casi todos los temas posibles en materia de nutrición y ha aclarado (y sigue haciéndolo diariamente a través de su perfil de twitter) los mitos más conocidos sobre dietas.

En Fuentes favorables de grasas, por ejemplo, encontramos el aceite de oliva, los frutos secos, y en desfavorables el tocino, la manteca, la mayonesa… Por poner otro ejemplo, en fuentes favorables de proteínas encontramos todo el pescado y carnes blancas (incluso el cordero) y en desfavorables los perritos calientes, la mortadela, los chicharrones, pero en ningún caso el libro te dice que NO comas estos alimentos.

Al poco llegó el último invitado que faltaba en mi mesa, el Dr Alvaro Campillo, más conocido como el autor del libro: Toda la verdad sobre la dieta Dukan, aunque en su día también era muy muy activo en redes sociales, y tenía un blog: loquesumediconosabe, que tenía entradas bastante interesantes.

Para empeorar aún más las cosas, el sobrepeso que estás acarreando por comer estas comidas produce una sobrecarga de células grasas que vierten grandes cantidades de productos químicos pro-inflamatorios, lo que se suma a las lesiones causadas por los altos niveles de azúcar en sangre.

Sin embargo, existe poca ninguna evidencia de que las dietas cetogénicas mejoren específicamente la intolerancia a los carbohidratos independientemente de la pérdida de peso, a diferencia de otros enfoques dietéticos en los que se mejora el control glucémico a pesar del consumo de alimentos saludables ricos en carbohidratos, como legumbres, granos enteros y frutas, incluso en ausencia de pérdida de peso.

El Consenso para la prevención y el tratamiento de la obesidad de la Federación Española de Sociedades de Alimentación, Nutrición y Dietética (FESNAD), no sólo no avala la capacidad adelgazante de las proteínas, sino que en el caso de que este incremento de proteínas se hiciera a costa de carne podría, tal y como señala el consenso que el elevado consumo de carne y productos cárnicos podría incrementar la ganancia de peso y el perímetro abdominal”.

Pero también os diré que si mañana creo que mis clientes yo podemos mejorar con otras formas de alimentación primero lo probaré en mi y si me va bien lo iré recomendando a otras personas, no me gustan las sectas hacer las cosas por que si, prefiero informarme, probarlas y depende las sensaciones que note, obrar en consecuencia y a veces me equivoco, por supuesto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *