Puede tratarse de alguien que abandona el azúcar durante unas semanas. Tampoco estará de acuerdo con la entrada sobre la «no-ciencia» que se oculta tras las famosas pirámides alimentarias por las que él sí aboga (que resumo aquí ) y sus fuentes de financiación (que cuento aquí ) y dirá que soy una conspiranoica peligrosa porque la grasa saturada provoca ataques al corazón (cosa que a día de hoy está más que refutada)… Y aprovecho para añadir que parece creer que la proteína texturizada de soja es el adalid de la salud, que hace apenas unos años negaba rotunda y públicamente que la dieta pudiera influir en el cáncer y el año pasado publicó un libro diciendo precisamente lo contrario.

Para resumir yo no considero esta dieta un régimen pues tampoco me sobraban muchos kilos, no voy a hablar de dieta milagro” tampoco, hablo tan solo de bienestar, lo que he conseguido siguiendo estas pautas y puedo decir que he ganado tanto en salud como calidad de vida.

Una reciente revisión científica expone además que, para reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades (como problemas cardiovasculares, diabetes tipo 2 diversos tipos de cáncer), deberíamos consumir más carbohidratos “buenos” y olvidarnos de los otros, que están en alimentos ricos en azúcar, escasos de fibra y excesivamente procesados: desde la bollería, los refrescos y los precocinados, hasta los típicos (y altamente azucarados) cereales de desayuno.

Una dieta cetogénica (i.e. muy baja en hidratos) necesita tomar la energía por parte de las grasas, que deberían formar parte de alrededor del 50-75% de la energía, y el Dr Dukan recomienda una dieta basada casi esencialmente en proteínas, lo cual hace que además de desbalanceada sea muy hipocalórica.

Con este ejemplo en la mano, ahora se ha levantado una ventolera sur de mil demonios: es decir, dieta cetogénica (plan de alimentación muy bajo en hidratos de carbono, con una ingesta moderada de proteínas y alto en grasas) como para que te lloren los ojos.

La doctora destacó que esta revisión científica aporta evidencia científica contrastada que avala que la sustitución total de una varias comidas bien la sustitución parcial de comidas de refrigerios facilita el seguimiento de una dieta hipocalórica de manera correcta, favoreciendo tanto la pérdida de peso como el mantenimiento del peso perdido.

La gente se sigue tirando de cabeza a perder tropecientos kilos en un mes, sale Dukan y agota ediciones, las empresas de sobres tipo Pronokal, Kot Proteifine se hacen de oro, se sigue retorciendo la fórmula de no mezclar tal con cual para no engordar, se busca la dieta de Victoria Beckham la de los tomates cuadrados.

Soy entrenador personal y nutricionista (me gusta saber por donde van las últimas investigaciones), acudo habitualmente a seminarios de distintas personas e instituciones y llevo a muchas personas tanto en gimnasios como en entrenamientos en su casa en el campo competiciones y también tengo muchos clientes a los que sólo les llevo la alimentación, personas que no hacen deporte aunque recomiendo que siempre que puedan salgan a andar por lo menos 30 minutos, mis clientes tienen problemas físicos y médicos de todo tipo (sobrepeso, colesterol, diabétes, problemas de corazón, etc…) y la forma de comer que les recomiendo está basada en la lógica de la zona y siempre se lo digo y les digo que si quieren que lean los libros de la zona (no me gusta engañarlos), en todos estos años lo único que tengo es gente contenta y agradecida y que han mejorado su calidad de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *