Este artículo sobre la dieta cetogénica ha llevado mucho trabajo por delante, mucha recopilación de información, de estudios y de bibliografía. Los cuerpos cetónicos se usan de manera semejante a la glucosa para obtener energía a costa de las grasas. Las dietas que restringen alimentos tan necesarios como los cereales, las verduras la fruta no son una buena opción nutricional. Si quieres hacer la dieta Keto bien debes dejar fuera de tu dieta todas las fuentes de carbohidratos como pasta, arroz, pan, quinoa, cereales, tartas, cerveza, trigo, etc.

Cuando investigadores del Gobierno diseñaron un estudio para mantener el consumo de calorías constante, no encontraron ninguna ventaja de la dieta keto en comparación con una dieta balanceada con carbohidratos. Curiosamente, existe una percepción errónea de que necesitamos consumir muchos carbohidratos para que nuestro cerebro funcione de forma óptima.

Para conseguir alcanzar el estado de cetosis es necesario que un 10% de la energía provenga de los hidratos de carbono, entre un 15% y un 30- 35% de proteínas y, por último, entre un 60% y un 75% de grasas lípidos. Las bayas frutas del bosque son las más apropiadas para la dieta cetogénica por su bajo contenido en carbohidratos, y su aporte de fibra y fitonutrientes antioxidantes que les dan su colorido y sus propiedades saludables.

La dieta keto es una dieta alta en proteínas , que puede ser muy adecuada para las personas mayores porque nos ayuda a evitar la pérdida de masa muscular. En las dietas cetogénicas las grasas son protagonistas destacadas. Cardiopatía: La dieta cetogénica puede mejorar los factores de riesgo como la grasa corporal, los niveles de colesterol HDL, la presión sanguínea y el azúcar presente en la sangre.

Si te preguntas qué es la dieta cetogénica keto y cómo funciona por lo recomendada que es de boca en boca”, aquí te decimos específicamente en qué consiste. La mayoría de los alimentos que se consumen en la dieta Keto son alimentos ricos en grasa y proteínas: carnes, frutos secos, huevos, queso, aguacate, aceites, ciertos tipos de semillas, etc.

Además, consumir menos de los carbohidratos «saludables» (que suelen contener mucha agua y fibra, es decir, que son alimentos que ocupan volumen), hará que tengas un tracto gastrointestinal más ligero. Si tienes una gran cantidad de grasa corporal por perder, es probable que veas resultados limitando carbohidratos, comiendo alimentos ceto y eliminando el azúcar de tu dieta.

Si quieres perder peso intenta comer solo cuando tengas hambre, incluso en una dieta cetogénica. Las cetonas se fabrican cuando el cuerpo usa las grasas para obtener energía. Para eso tenemos que retroceder un poco y empezar por explicar qué es la dieta keto y la cetosis.

La dieta cetogénica no es una dieta alta en grasas, alta en proteína y baja en hidratos. Sin embargo, un dieta cetogénica puede llevarse de forma indefinida y causar estado de cetosis en tu cuerpo. Por otro lado, seguir una dieta keto implica comer principalmente grasas y una cantidad limitada de proteína (porque la proteína se puede convertir en glucosa), y casi nada más.

Si esta situación continúa, a los tres cuatro días, la glucosa se consume completamente reduciendo los niveles de insulina y se combustiona la grasa almacenada para producir energía”, clarifica Japaz. Si has llegado hasta aquí significa que estás siguiendo la dieta cetogénica quieres empezar a perder peso con ella.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *