La dieta cetogénica ha mostrado, en varios estudios, ser eficiente en la pérdida de peso. Las bayas son bajas en carbohidratos y ricas en fibra. Deben saber que el cuerpo debe funcionar con Glucosa, (derivada del metabolismo de los carbohidratos), nuestro cerebro necesita en promedio 100 g de carbohidratos diario para funcionar. Muchas grasas, intermedia cantidad de proteínas, y baja cantidad de hidratos de carbono.

Fue en 1921, cuando el Dr. Wilder de la clínica Mayo, acuñó el término dieta cetogénica, referido a una intervención dietética cuyo objetivo fuera generar una situación de cetosis (formación de cuerpos cetónicos) similar a la del ayuno8. Uno de los principales beneficios de la dieta cetogénica es que los cuerpos cetónicos son saciantes ( estudio , detalle ), permitiéndote mantener un déficit calórico (y por tanto perder grasa) con menos sufrimiento.

Las dietas bajas en carbohidratos como la dieta keto ( dieta cetogénica) son estrategias populares para perder peso rápidamente y controlar el apetito. Sin embargo, un metanálisis reciente tuvo resultados prometedores, con cinco de los seis estudios revisados que mostraron mejoras positivas significativas en las hormonas reproductivas después de las intervenciones bajas en carbohidratos.

Las dietas cetogénicas son, en mayor menor medidas, hiperprotéicas. La cetosis se produce principalmente en el hígado, donde la grasa se transformará, tras un pequeño recorrido, en cuerpos cetónicos. El queso y el yogur griego también pueden ser alimentos básicos de una dieta keto.

Los impulsores de la dieta cetogénica están de acuerdo en que esta forma de bajar de peso no es adecuada para todas las personas. Su base está en la cetosis que produce, un estado metabólico generado por la carencia de hidratos de carbono que induce al catabolismo de las grasas para obtener energía.

En una dieta cetogénica, en lugar de que el cuerpo dependa del azúcar, procedente de los carbohidratos, lo hace de los cuerpos cetónicos, una especie de combustible que el hígado produce a partir de la grasa almacenada. Lo cierto es que la dieta cetogénica es conocida como la “dieta de la muerte” “asesina”, debido a que pone en serio riesgo tu salud, debido a que los niveles de colesterol y grasa que ingieres diariamente son abismantes.

La dieta cetogénica ‘obliga’ al organismo a entrar en cetosis, es decir, utilizar la grasa en vez del glucógeno para mantenerse vivo. 2) Almuerzo: carnes grasas (rojas, cerdo, chivito, pollo, pescado) todas las verduras verdes (no zapallo naranja, no remolachas, no zanahorias, no papas, no batatas – una papa grande = a nueve cucharadas de azúcar !!!).

Entrar en cetosis tampoco es tan fácil: hay que comer menos de 50 gramos de carbohidratos al día, (más menos, según cada persona). Existen grasas saturadas e insaturadas, siendo las saturadas las que consigues en la comida rápida, las comidas fritas, y muchos tipos de aceite.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *