Las dieta ‘keto’ reducen el consumo de hidratos de carbono. Pero, contrariamente a lo que pueda parecer al ver la lista de alimentos permitidos que son apetitosos, es un plan para bajar de peso muy duro pues está totalmente prohibido probar azúcares y consumir hidratados de carbono siendo importante beber mucha agua diariamente.

Lisa Mosconi, profesora asociada de neurociencia de la Universidad de Nueva York, aseguraba en su libro Brain food: the surprising science of eating for cognitive power que, una buena salud cerebral, estaba ligada con una dieta rica en carbohidratos.

Desde nuestra perspectiva como profesionales sanitarios, consideramos que son dietas con las que se pierde rápidamente peso (fundamentalmente por deshidratación), pero se debe tener especial cuidado con un posible efecto rebote una vez finalizada la dieta.

Aunque, todo hay que decirlo, algunas de sus recetas son de lo más apetitoso como un plato de atún con queso, aguacate y salsa de tomate pero no es nada fácil restringir los carbohidratos de tu dieta todos los días y es más complicado de lo que pueda parecer.

Por lo que como mucho, estas dietas cetogénicas son igual de efectivas en cuanto a la pérdida de peso y la sensibilidad a la insulina como otras dietas, y además las dietas cetogénicas se relacionan con varios efectos metabólicos adversos que ahora más tarde comentaremos.

En ambos términos, cómo te sentirás física y mentalmente y el impacto que tiene en tu cuerpo esta alimentación, estar en cetosis es muy diferente a un estado glucolítico, donde la glucosa (azúcar) en la sangre sirve como fuente de energía del cuerpo.

Depende, pero en la gran mayoría de casos no. Pero si eres deportista con un perfecto estado de salud y con buena tolerancia a los carbohidratos, podrías consumir alimentos como la batata el arroz blanco, zanahoria cocida… Si tu pregunta es si después de comer una pizza 4 quesos y vas a estar en cetosis como si nada, lo más probable es que no. Además te costará bastante entrar en cetosis profunda de nuevo.

Son barritas con una gran cantidad de proteínas de calidad procedente de suero de leche (20 gramos de proteína por barrita) y muy bajas en carbohidratos y azúcares simples (normalmente menos de 4 ó 5 gramos asimilables), por lo que la seguridad de tu Dieta Keto está más que garantizada.

El problema, en este caso, lo sufrirían aquellos individuos que ya tienen algún tipo de problema de corazón previo a la realización de este tipo de dietas: una repentina y rápida pérdida de grasa, posteriormente absorbida por un músculo cardíaco ya lesionado, agravaría la enfermedad previa.

Y la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que una dieta saludable debe ser baja en grasas (menos del 30 por ciento de las calorías totales), contener de tres a cinco piezas de fruta y verduras al día, incorporar la cantidad necesaria de proteína y una ingesta de hidratos de carbono que suponga entre el 55% y el 75% del consumo diario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *