La dieta cetogénica es aquella que reduce elimina totalmente los hidratos de carbono para obligar al cuerpo a entrar en cetosis, esto produce una pérdida de peso al utilizar la grasa como fuente de energía. Aunque al cambiar a una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas, es habitual que al principio la resistencia física se vea mermada, hay muchas ventajas a largo plazo. Recuerda que todos los cuerpos son distintos y estos resultados dependerán de muchos factores individuales; algunos, por experiencia propia, aseguran que el cuerpo entra en cetosis en tan sólo 4 días.

Ahora bien, si tu alimentación es alta en grasas naturales y proteínas, tu organismo cambia la forma de obtener energía, en lugar de utilizar la glucosa usa la grasa de tu cuerpo como fuente de energía, causando una la rápida pérdida de peso. El programa ‘De cero a ceto’ trata de que el lector se adecúe la guía y las dietas propuestas a su tipo de vida.

En definitiva, tu cuerpo cambia su fuente de energía, de la glucosa principalmente a través de la ingesta de carbohidratos a cuerpos cetónicos a través de las grasas. Si todos los requisitos anteriores se cumplen, entonces tu cuerpo empezará a funcionar utilizando las grasas como combustible.

Con la dieta cetónica, al disminuir la ingesta de carbohidratos, tanto los niveles de glucosa en sangre como de insulina se mantienen estables. La cetosis es un estado metabólico normal del cuerpo en el que se producen cuerpos cetónicos para alimentar distintos tejidos, sobre todo el cerebro, y es algo absolutamente normal y natural.

Atención: Si eres una persona diabética con un tratamiento de insulina, es importante que consultes a tu médico antes de comenzar la dieta cetogénica. La dieta cetogénica, sin importar el tipo, es desequilibrada en macro y micronutrientes. Como efectos adversos están que ya que el cerebro debe emplear cuerpos cetónicos en reemplazo de glucosa, -siendo la glucosa su combustible predilecto-, el rendimiento cognitivo puede disminuir.

Esta es una de las razones más utilizadas para recomendar los carbohidratos como fuente principal de energía. Las dietas cetogénicas se han mostrado eficaces para controlar la expansión de ciertas células cancerígenas que sólo pueden utilizar la glucosa para crecer y reproducirse.

De hecho, alrededor de unos 20 estudios demuestran que este tipo de dieta puede ayudar a perder peso y mejorar la salud. Más adelante conoceremos cuáles son esos alimentos que nos ayudan a aumentar la reserva de grasa natural en el cuerpo y cuáles son los que nos agregan esos kilitos de más, así como estrías y celulitis.

Que una dieta cetogénica adelgace no dependerá del total de las calorías ingeridas y del tipo de alimentos. En la actualidad, existe cada vez más información en las redes sociales e internet sobre consejos para la salud, dietas y ejercicio. Si quieres saber cómo hacer una buena dieta cetogénica, consulta ‘De cero a ceto, el programa de Marcos Vázquez con el que conseguirás perder peso, mejorar tu flexibilidad metabólica y tener energía sin pasar hambre.

Quienes se han trazado el objetivo de bajar de peso y reducir su grasa abdominal, suelen eliminar drásticamente de sus dietas el consumo de carbohidratos, sin saber que esto podría ser perjudicial para su salud. La cantidad de kilos que es posible perder con la dieta cetogénica depende del sobrepeso que se tenga y de realizar el plan al pie de la letra para que los resultados sean óptimos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *