La labor científica e investigadora, avalada por el prestigio de los profesionales que ejercen la mejor práctica clínica, se ha reforzado en los dos últimos años gracias a la puesta en marcha de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús para la la Investigación Biomédica. Los pacientes que mejor respuesta obtuvieron, con reducción de crisis>75%, padecían diferentes alteraciones genéticas (2 síndromes de Dravet, una mutación del SCN2A y una microduplicación 15q13.3). Los casos que obtuvieron peores resultados, con un tiempo libre de crisis de menos de una semana, fueron un síndrome de Rett y un infarto talámico bilateral.

Tal como recogió en su momento el portal ‘Medicina 21′ , la doctora Consuelo Pedrón, pediatra especialista en Nutrición, recuerda que la dieta cetogénica es un régimen alimenticio de fácil implementación que amplía los horizontes de tratamiento más allá desde el punto de vista farmacológico.

Otro es de alguien que dice que «La dieta NO cura el cáncer», y yo nunca he dicho que lo cure, y de hecho comparto gran parte de su argumento (otros puntos serían matizables, podemos hablar del % de riesgo que reduce etc, pero de nuevo, no tiene mucho que ver con este artículo), y por último el artículo de David Gorski, que sí leo de vez en cuando y con quien comparto muchas cosas, pero en este caso discute afirmaciones de Thomas Seyfried como «Ketogenic diet beats chemo for almost all cancers» «The low-carb, high-fat ketogenic diet can replace chemotherapy and radiation for even the deadliest of cancers», afirmaciones falsas y también peligrosas.

Los estudios de cetosis en tumores cerebrales han dado resultados prometedores, alargando la vida en ratones ( estudio , estudio , estudio ), con múltiples casos reportados también en humanos ( estudio , revisión , revisión , estudio ), incluso de remisiones con dieta cetogénica más tratamiento convencional ( caso ).

Como curiosidad, en la literatura también se ha encontrado el caso de una joven china de 22 años a la que se practicó un trasplante fecal al padecer una enfermedad de Crohn mal controlada, con mejoría en el número de brotes y, secundariamente, desaparición de las numerosas crisis convulsivas que la paciente padecía desde los 6 años de edad, suspendiendo la terapia con ácido valproico12.

Entre los estudios llevados a cabo en animales de experimentación, destaca el realizado por el grupo de Elaine Hsiao, de la Universidad de California, en el que, además de observar una disminución de la diversidad microbiana con el empleo de la dieta cetogénica, pero con un incremento de bacterias potencialmente beneficiosas como Akkermansia muciniphila y Parabacteroides, los autores concluyen que sería importante modular la microbiota intestinal para mejorar los efectos anticonvulsivantes de este tipo de dieta añadiendo estas cepas específicas realizando un trasplante fecal5.

Un estudio de la rama india Cochcrane, dedicada a la revisión y acopio de otras investigaciones para asegurar la calidad de los resultados, afirma haber encontrado un efecto beneficioso en la dieta paleo cuando es usada en pacientes con síndrome metabólico a corto plazo, aunque esta revisión se limita a 159 participantes, lo que supone un número un poco bajo de pacientes estudiados para sacar conclusiones fuertes.

Los ensayos clínicos que la farmacéutica realizó previamente en Reino Unido indicaban que el CBD reducía a la mitad el número de ataques en el Síndrome de Dravet Ahora se estudia si la misma sustancia podría ayudar también a controlar los espasmos en pacientes con Síndrome por Deficiencia CDKL5.

En hospitales como el Garrahan y De Niños de La Plata, el equipo de trabajo cuenta con una estrecha relación con los profesionales de la salud que atienden a pacientes ER. Además, potencialmente, se pueden ofrecer los productos a todas aquellas personas que utilizan la DC como tratamiento a otras patologías, síndromes condiciones, e incluso para las personas que utilizan la DC para bajar de peso.

Estudio descriptivo, transversal, retrospectivo mediante revisión de historias clínicas de los niños derivados a la Unidad de Seguimiento Madurativo y Neurodesarrollo tras haber recibido hipotermia terapéutica activa por EHI en una Unidad de Neonatología entre los años 2012 y 2016.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *