Las dieta ‘keto’ reducen el consumo de hidratos de carbono. Planificador de comidas, calculadora de calorías, consejos sobre dietas, recetas sanas y mucho más, todo en una sola aplicación. Para Bellido, lo primero es dejar claro que no es lo mismo una dieta cetogénica que una dieta verdaderamente baja en calorías. Pero es cierto que, hoy en día, consumimos más hidratos de los que realmente necesitamos y, además, los tomamos de forma irregular y poco coherente con las necesidades de nuestro cuerpo.

Y es por esto que las personas tienden a comer menos calorías cuando empiezan a llevar una dieta cetogénica. Por lo tanto, es de poca ayuda con la pérdida de peso la corrección de diabetes de tipo 2. La naturaleza diurética de la dieta cetogénica y la restricción de carbohidratos puede ocasionar una disminución importante de minerales como el sodio, el potasio y el magnesio.

La dieta cetogénica va a cambiar tu metabolismo, lo pondrá en cetosis y pasarás de quemar azúcar a quemar grasa. En él propugna el consumo de alimentos con bajo contenido en carbohidratos a fin de «transformar tu metabolismo para que aprenda a aprovechar las grasas para producir energía».

Se persique que el cuerpo active la quema de sus reservas de grasa, y si hay presencia de alimentos como la pasta, no podrá hacerlo de manera eficaz, ya que podrá extraer las grandes cantidades de energía que aportan los carbohidratos. Esto contrasta con un estado glucolítico, donde la glucosa (azúcar) en la sangre proporciona la mayor parte del combustible ( energía) del cuerpo.

Las principales diferencias entre la dieta cetogénica clásica y la dieta Atkins es que en la dieta cetogénica se hace mayor hincapié en las grasas más saludables, menos proteínas en general y sin carne procesada. La idea es lograr entrar en cetosis para alcanzar los objetivos de pérdida de peso.

Las proteínas, grasas, líquidos y calorías totales no se limitan. Nuestro cuerpo aprende a utilizar las grasas como fuente de energía, se vuelve más eficiente y posteriormente cuando se vuelven a introducir hidratos se gestionan de forma más eficaz. Algo que hace que la dieta cetogénica sea diferente de otras dietas bajas en carbohidratos es que no sobrecarga” de proteínas.

RESUMEN: Una dieta cetogénica puede ayudar a perder mucho más peso que una baja en grasas, lo cual se puede conseguir sin pasar hambre. En caso de ingerir un exceso de proteína, puede que esta se convierta en glucosa, lo cual resulta contraproducente en el proceso y puede impedir que entres en el estado de cetosis.

La proteína no es una parte tan importante de la dieta cetogénica como lo es la grasa saludable. Este tipo de dietas estrictas, programas de reemplazo de comidas” como los denomina la Dra. Elimina la mayoría de los carbohidratos y el cuerpo pasará a quemar grasa para obtener energía.

En la dieta cetogénica, alrededor de un 80 a un 90 por ciento de las calorías diarias provienen de la grasa. A nivel calorías, un plato típico de la dieta cetogénica que nos ayudaría a entrar en cetosis y comenzar a perder peso estaría compuesto aproximádamente de: 65% grasas, 30% proteína, 5% carbohidratos.

A continuación te indico cómo hacer que tu cuerpo entre en cetosis y comience a quemar grasa corporal como combustible. En lugar de utilizar carbohidratos para obtener energía, el cuerpo quema grasas, y al hacerlo, ingresa en un estado denominado «cetosis». La dieta cetogénica, como la mayoría de las dietas bajas en carbohidratos, funcionan a través de la eliminación de la glucosa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *