La dieta Atkins es un tipo de dieta baja en carbohidratos que implica la restricción de uno más tipos de grupos de alimentos para lograr la pérdida de peso. Distintos estudios han puesto de manifiesto la falta de relación entre la mejoría en las crisis convulsivas y los niveles de cuerpos cetónicos, por lo que se sugiere que deben existir otros mecanismos asociados a la dieta cetogénica con efectos favorables sobre las convulsiones.

Por ello, quienes tienen que perder mucho peso tienen dificultades para perderlo de forma sencilla pueden seguir la inducción por unos días más, logrando mejores resultados antes de pasar a las siguientes fases del programa, teniendo en cuenta que la fase PPP puede ralentizar el proceso de pérdida de peso, algo que no es malo, ya que cuanto más lento el progreso mayor es la oportunidad de cambiar los malos hábitos alimenticios.

No me estoy refiriendo a que la gluconeogénesis sea solo una ruta que aparezca en la práctica de dietas cetogénicas, es una ruta metabólica que ocurre en el ser humano diariamente cuando ayunamos, simplemente quería explicar que es una acción muy influyente en el estado de cetosis.

Hay algunos alimentos propios de la dieta Atkins que quizá te sorprenda verlos en el anterior listado. Alto consumo de proteínas y grasas. Esto puede ayudar a tu cuerpo a quemar más grasa, antes de quitar por completo los carbohidratos de tu dieta. El azúcar, los carbohidratos de alto índice glucémico, la comida procesada y las grasas de mala calidad favorecen la expresión de genes que promueven la enfermedad.

La dieta cetogénica se basa en disminuir notablemente el consumo de carbohidratos (hidratos de carbono, glúcidos sacáridos) y aumentar el de grasas saludables con la finalidad de inducir el metabolismo de la grasa. Bebidas: Agua, té sin azúcar, zumo de tipo light (sin carbohidratos) y agua carbonatada son permitidos.

La principal diferencia es que la dieta keto no contiene demasiados alimentos ricos en proteínas. El objetivo es seguir bajando de peso para encontrar el equilibrio entre la pérdida de peso y la ingesta de alimentos. Encontrar el equilibrio correcto entre la ingesta de hidratos de carbono y la pérdida de peso te permitirá tener más flexibilidad en la dieta y aún así lograr los resultados esperados.

Entre los tratamientos sugeridos incluyen aquellos que reducen la resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia como son el ejercicio, la dieta y la pérdida de peso (en caso de ser necesario). Lo que provoca tal restricción de carbohidratos es que nuestro organismo entre en un estado de cetosis, por el cual el hígado deja de consumir glucosa como forma de energía para sustituirla por aquella proveniente de la grasa.

Cuando te abstienes a comer alimentos ricos en azúcar como los carbohidratos sientes ansiedad y otros síntomas, mantente alerta y no dejes d comer. Existen infinidad de recetas que pueden adaptarse para incorporar a los menús de la Dieta Atkins entre ellas el pescado a la mediterránea que también es apto para personas con colesterol alto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *