La dieta cetogénica es aquella que reduce elimina totalmente los hidratos de carbono para obligar al cuerpo a entrar en cetosis, esto produce una pérdida de peso al utilizar la grasa como fuente de energía. Un reciente análisis del British Journal or Nutrition revisó 13 estudios aleatorios controlados (los más fiables) llegando a la conclusión de que las personas con una dieta muy baja en carbohidratos experimentaron una mayor pérdida de peso que aquellos que restringían las grasas, y además mejoraron su salud y redujeron su riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los cuerpos cetónicos son unos compuestos que se producen en la matriz mitocondrial de las mitocondrias del hígado principalmente (y del riñón en menor medida) y son derivados de los ácidos grasos, aunque también se pueden obtener de determinados aminoácidos pero en unas cantidades muy mínimas.

En casos descontrolados severos, cuando la cetosis es excesiva, puede acentuarse la deshidratación y acidificarse la sangre a causa de los muchos cuerpos cetónicos circulantes, pudiendo en este caso originarse una cetoacidosis que puede resultar fatal, así como otros síntomas como náuseas, vómitos, desmayos.

Podemos experimentar más sed a causa de la eliminación de cuerpos cetónicos por orina y también una caída del rendimiento cognitivo como señalan los estudios Si somos deportistas , es posible que en determinados esfuerzos que utilizan glucosa ante todo como fuente de energía también veamos una caída del rendimiento físico.

La primera de ellas es el aporte de vitaminas y minerales que ofrecen las dietas cetogénicas, que es muy bajo y no cubre los requerimientos de las personas, lo cual se debe a que la restricción de carbohidratos también limita en gran medida la ingesta de frutas y verduras, que son los alimentos más ricos en los micronutrientes mencionados.

En resumen la dieta cetogénica potenciada con el ayuno intermitente dificulta la ingesta por razones de tiempo y capacidad de ingesta; produce mucha acidés en el cuerpo; acudiendo a los lácteos reduce los niveles de testosterona y con semillas se corre el riesgo de no absorver ciertos minerales.

Desde nuestra web preferimos promover el adelgazamiento a través de dietas bajas en hidratos de carbono no cetogénicas, más estudiadas a largo plazo que además promueven el adelgazamiento progresivo sin que nuestro cuerpo ingrese en cetosis y sin cambio drásticos en la dieta.

La Asociación Británica de Dietistas (BDA, por sus siglas en inglés) ya ha advertido sobre los efectos adversos de las pastillas milagro” que se toman sin prescripción médica con el fin de perder peso, absorber grasas, suprimir el apetito acelerar el metabolismo, incluyéndola en su Top 5 de las dietas menos indicadas para perder peso a lo largo de este año.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *