Este artículo sobre la dieta cetogénica ha llevado mucho trabajo por delante, mucha recopilación de información, de estudios y de bibliografía. Son dietas con un alto poder saciante y suelen funcionar bien en personas que presentan ansiedad antojos de dulce. De hecho, muchas personas han reportado mejoras con la dieta cetogénica simplemente baja en carbohidratos, pero aún no hay una conclusión completa porque hace falta más evidencia científica.

La dieta cetogénica es una dieta muy baja en carbohidratos y alta en grasas que comparte muchas similitudes con las dietas Atkins y las dietas bajas en carbohidratos. Existen diferentes modificaciones de la dieta cetogénica, todo dependerá de la edad del individuo, la tolerabilidad, los niveles de cetosis y el requerimiento proteico que necesite.

Este proceso de adaptación ceto-adaptación, puede durar de 2 días a una semana dependiendo de la restricción de los carbohidratos, la actividad física, las reservas de glucógeno y la facilidad de utilizar grasa como fuente de energía. Parece contradictorio decir que consumirás mayor cantidad de grasas en la dieta y los lípidos de tu sangre se controlarán mejor.

Otra opción son los cuerpos cetónicos , que el cuerpo obtiene procesando la grasa corporal cuando el aporte de carbohidratos no es suficiente. Según e leído en otros artículos, no hace falta hacer estas dietas para entrar en cetosis, con un déficit energético también se suele cumplir sin sacrificar tanto jeje.

Es fundamental que la dieta cetogénica que realices sea muy baja en grasas, ya que al ingerir una cantidad tan reducida, el cuerpo se ve obligado a gastar como combustible las reservas de grasa acumulada. En ese entonces, los médicos averiguaron que forzar la cetosis en las personas con epilepsia mediante una dieta baja en carbohidratos parecía ayudar a reducir las convulsiones, quizá al alterar el suministro de energía del cerebro, dijo Boehmer.

La dieta cetogénica, al reducir al mínimo el aporte de hidratos de carbono, impide que el organismo disponga de glucosa durante el ejercicio, por lo que no le queda otra que usar ácidos grasos. Al tener llenas las reservas de glucógeno el cuerpo empieza a almacenar el «exceso de energía» como grasas tejido adiposo (conocido como michelines).

Cuando quitamos los hidratos de carbono de la dieta, él comenzará a quemar cetonas como la fuente de energía primaria. Otra forma en la que afectan los carbohidratos al balance de síntesis de proteína es mediante la insulina. Habla con tu médico, pero los estudios han demostrado que las dietas keto pueden ayudar a las personas a mejorar su sensibilidad a la insulina.

No se trata de un tipo de dieta para seguir de forma general e implantarla como una forma habitual de alimentación. Tomo grasas saludables, ya lo hacía anteriormente, y aunque echo de menos los carbohidratos (especialmente la fruta), lo llevo bastante bien.

Esta nueva versión más saludable de la dieta Dukan la dieta Atkins, la dieta keto cetogénica vuelve a estar en el punto de mira entre los expertos en nutrición para adelgazar de forma más rápida. La dieta cetogénica es una dieta estricta que restringe los carbohidratos a cantidades muy bajas (típicamente por debajo de 50 gramos) y aumenta la grasa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *