La dieta ceto se compone principalmente de grasas, algunas proteínas y una pequeña cantidad de carbohidratos. Años atrás, una nutrióloga le hizo un plan a mi papá de eliminiación de carbohidratos, y sí bajó de peso muy rápido, pero se sentía sin energía y descompenzado. Come verduras de hoja verde, carnes rojas ricas en grasa, pollo, pescado, huevos, semillas y nueces, lácteos enteros cualquier otro alimento rico en nutrientes, grasas, proteínas y fibra.

Es importante comer una cantidad suficiente de proteína para prevenir la pérdida de músculo. La dieta cetogénica es un plan de alimentación bajo en hidratos de carbono y rico en grasas que comparte muchas similitudes con las dietas Atkins y otras dietas que son bajas en carbohidratos.

Introduce de nuevo los carbohidratos en tu dieta, poco a poco y primando los carbohidratos de absorción lenta: legumbres, arroz integral, avena, boniatos, etc. Lo que no me cuadra es que según este examen mi cuerpo metaboliza el 80% de HC y solo un 20% de grasa por lo que al restringir la ingesta de HC quizás no tenga el combustible que fisiológicamente uso.

Tengo una duda, hace años seguí una dieta cetogénica vegetariana que me permitió bajar 20 kg en 3 meses y recuperar la normalidad en mi físico (retengo mucho líquido y tengo tendencia a engordar) y mente. La oxidación de las grasas produce unos productos de deshecho cuerpos cetónicos que dan un olor característico al aliento.

Lácteos: Los lácteos enteros fermentados ayudan a completar la cuota grasa de una dieta cetogénica. Eso significa que las dietas bajas en carbohidratos aumentan el riesgo cardiovascular. Uno a destacar, te ayuda a volver más rápidamente al estado de cetosis en la dieta cetogénica cíclica.

En conclusión, la dieta cetogénica tiene varios beneficios, sobre todo relacionados a la pérdida de peso, pero no es porque la dieta en sí sea saludable sino porque la pérdida de peso en personas con sobrepeso u obesidad siempre traerá beneficios. De esta manera podemos resumir que la dieta cetogénica (keto) es un plan de alimentación bajo en hidratos de carbono y rico en grasas.

En el mundo de las dietas, la proteína tiene un etiqueta” de saludable, pero en la Dieta Cetogénica comerla en exceso puede dificultar que tu cuerpo entre en cetosis se mantenga en ella. Una dieta cetogénica bien planificada con un profesional de la dietética y en colaboración con el oncólogo, puede resultar interesante para ayudar en el tratamiento de varios tipos de cáncer.

Al abstenerte de comer puedes permitirle al cuerpo utilizar la grasa acumulada en el glucógeno y las demás reservas de grasa y así bajar de peso. Los carbohidratos, por otro lado, se descomponen rápidamente, lo que hace que sientas hambre nuevamente poco después de comerlos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *