Quiere compartir contigo más información sobre la dieta cetogénica y sobre cómo puede contribuir a mejorar tu cuerpo. Existe un número creciente de estudios publicados en los que se observa que aquellos alimentos con una alta carga glucémica están implicados en la etiología del acné a través de su capacidad para estimular insulina incrementándose la biodisponibilidad de andórgenos (la insulina puede aumentar la producción de andrógenos) y la actividad del factor de crecimiento insulínico 1 (IGF-1) pudiendo influir en diversos factores que favorecen el desarrollo de acné como son: descamación del epitelio folicular, proliferación de queranocitos basales dentro de los conductos polisebáceos, aumento de la producción de sebo mediada por andrógenos… En definitiva, existen estudios concluyentes de que una dieta cetogénica puede ser eficaz para reducir la gravedad y progresión del acné.

Esta dureza desde un punto de vista psicológico deriva del porcentaje tan alto de grasas de una dieta cetogénica estricta (65%-75%), en algunos casos incluso por encima del 80 % de las calorías ingeridas (llegando al 90% en casos extremos), un cantidad moderada de proteínas (10%-15%) y bajísimos niveles de carbohidratos, entre 20 y 40 gramos al día (alrededor del 5% dependiendo del nivel de ingesta general).

Algunos enfermos, como los enfermos de diabetes tipo I, deben tener especial cuidado con evitar la cetoacidosis, pero para la mayoría de las personas sanas, la acidificación de la sangre por cuerpos cetónicos no es posible, precisamente porque nuestro organismo se encarga de regular el pH de la sangre de manera eficaz, en una estrecha horquilla, estemos no en cetosis.

Cuando los carbohidratos de la dieta están restringidos a un nivel por debajo del cual no se convierte significativamente en grasa (un umbral que varía en cada persona), los signos y síntomas de resistencia a la insulina mejoran con frecuencia desaparecen por completo (7) (8).

Si aportamos muchos carbohidratos a la dieta aumenta el número de enzimas glucolíticas, que participan en el metabolismo de la glucosa, en detrimento de la lipólisis, perdiendo capacidad de consumir grasa y de alternar el consumo de grasas con el de glucosa.

Así que queremos aclararlo, en Dietaryplus, utilizamos una alimentación rica en grasas y baja en carbohidratos, pero como hemos recalcado anteriormente la flora intestinal es base fundamental en nuestro método, así que la podríamos definir como dieta cetogénica cíclica.

Lo único de lo que debemos cuidarnos si comenzamos este proceso en pacientes diabéticos sería que los niveles de glucosa en sangre bajen demasiado, ya que de por sí es una forma de terapia que puede potenciar el efecto de los hipoglucemiantes orales.

Reduces el apetito (4) ya que los cuerpos cetónicos generan un efecto sobre las hormonas del control del apetito, como la hormona leptina. Esto son excelentes noticias si estas intentando perder peso, pero también hay otros beneficios menos obvios, como por ejemplo menos sensación de hambre y un continuo suministro de energía para tu cuerpo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *