La dieta cetogénica consiste en un aporte de hidratos de carbono menor de 100 gramos al día. Además, los proponentes discuten el resultado de un impulso y enfoque mental, y el aumento de la energía física, que también son componentes que resultan de la incorporación adecuada de la dieta Keto. La gente usa con frecuencia la dieta cetogénica para bajar de peso, pero puede ayudar a controlar ciertas afecciones médicas, como por ejemplo la epilepsia.

Sin embargo, cuando estás bajo una dieta cetogénica, tu cuerpo debe buscar otros combustibles, como la grasa, generando un cambio de metabolismo y produciendo el estado de cetosis. Rica en alimentos de alta densidad nutritiva es aquella que proporciona proteínas de alto valor biológico, grasas cardiosaludables, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra de calidad a partir de alimentos saciantes y libres de calorías vacías.

Es, a grandes rasgos, una dieta baja en carbohidratos. Por desgracia, siempre nos han hecho creer que la ingesta de grasas trae consigo un aumento de peso. Primero, no consumen alimentos llenos de fibra, como la avena, que tienen muchos carbohidratos pero te ayudan a ir al baño con regularidad.

Esto significa que cuando el cuerpo se adapta a usar la grasa como energía, el deportista puede rendir durante largos periodos de tiempo sin necesitar mucha ( nada de) energía externa. Las dietas bajas en carbohidratos no producen alteraciones renales (49-52) ni hepáticas (49-51).

Debido a esto, las personas de verdad deben adoptar la alimentación keto como un estilo de vida completo, en lugar de una dieta rápida, si desean perder peso a largo plazo, dijo Boehmer. También hay que moderar el consumo de frutas grasas como el aguacate que, consumir en exceso, su contenido en hidratos de carbono puede alterar la dieta keto.

Por otra parte deberá tener presente que la restricción severa de alimentos pudiera reducir la calidad de vida, y que se desconoce la respuesta a algunas cuestiones como los efectos secundarios a largo plazo de la dieta cetogénica. Y no es fácil mantenernos en este estado: en el momento en que ingiramos una cantidad mayor de carbohidratos, saldremos del estado de cetosis y volveremos a usar los hidratos de carbono como principal fuente de energía.

En concreto, la cetosis aparece cuando ya no hay glúcidos en sangre, de manera que la célula comienza a generar sustancias de consumo rápido a partir de los ácidos grasos: los conocidos como cuerpos cetónicos. Y, aunque la dieta keto sí es una de las formas más rápidas de perder peso, es posible alcanzar el mismo objetivo con algo más de tiempo y conseguir mejores resultados.

Las dietas cetogénicas han ayudado a controlar las convulsiones causadas por esta enfermedad desde 1920. Por esto, se le pude atribuir una mayor influencia a la adherencia al plan alimenticio, que a la composición de la dieta, en la eficacia de la pérdida de peso”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *