La dieta cetogénica ha mostrado, en varios estudios, ser eficiente en la pérdida de peso. En esta reseña se analizó la bibliografía disponible sobre los efectos de la dieta en el TDAH, seleccionada mediante una búsqueda en PubMed, con especial interés en las investigaciones recientes y los estudios controlados. Al parecer, según los estudios que se citan a continuación, el consumo de alrededor de 5 gramos de sodio al día está relacionado con una reducción de la media de vida.

Algunos estudios realizados indican que una dieta cetogénica ayuda a disminuir la inflamación del cuerpo. Nuestro sistema, en un nivel holístico, está diseñado mediante años y años de evolución para responder a estos carbohidratos, como el pan, las pastas, el arroz…, como simple energía de almacenamiento.

El éxito de este tipo de dietas puede deberse probablemente a la restricción en la variedad de alimentos, ya que la monotonía y la simplicidad de la dieta puede inhibir el apetito y la ingesta. En un estudio realizado en 2018 , se descubrió que la dieta cetogénica intensificaba los efectos de un medicamento contra el cáncer específico”, dice Klein.

Durante muchos meses al año nuestros ancestros vivían sin consumir prácticamente ningún tipo de carbohidratos ni glucosa. Los que sufren diabetes deben vigilar para evitar entrar en estado de cetoacidosis, donde los niveles demasiado bajos de insulina causan una acumulación de cuerpos cetónicos que le harían bajar el PH de la sangre.

La primera, llamada dieta muy baja en grasas, consistía en 70% de carbohidratos, 10% de grasas y 20% de proteínas. Hace muy poco que la dieta keto se ha vuelto tan popular para la pérdida de peso y el bienestar en general. Un estudio incluso descubrió que el CBD parece combatir la somnolencia diurna excesiva Esto podría beneficiar a cualquier persona que sufra de fatiga durante el día cuando se pasa a una dieta cetogénica.

Varios estudios han encontrado que una dieta alta en MCT que contiene 20% de calorías de los carbohidratos produce efectos similares a la dieta cetogénica clásica, que proporciona menos del 5% de las calorías de los carbohidratos (5, 6). Durante algunos años la dieta cetogénica no se ha recomendado en pacientes menores de dos años por la posibilidad de que esta afectara al crecimiento y desarrollo.

En concreto, la cetosis aparece cuando ya no hay glúcidos en sangre, de manera que la célula comienza a generar sustancias de consumo rápido a partir de los ácidos grasos: los cuerpos cetónicos. Por ejemplo, un pequeño estudio indicó que 1 semana de consumo de una dieta cetogénica redujo la frecuencia de convulsiones en bebés en un 50%.

En resumen, la dieta cetogénica tiene altos contenidos de grasas, brinda una cantidad de proteínas suficiente como para evitar la desnutrición energético proteica, y restringe radicalmente el consumo de carbohidratos. En años recientes, la dieta cetogénica se ha vuelto más popular entre quienes desean perder peso de forma rápida.

Verduras bajas en carbohidratos: La mayoría de verduras verdes, tomates, cebollas y pimientos, etc. En la última década, los estudios que investigan el papel de la dieta cetogénica en la investigación básica del cáncer y en terapias emergentes han florecido, con más de 170 estudios artículos teóricos actualmente de investigaciones publicadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *