Este artículo sobre la dieta cetogénica ha llevado mucho trabajo por delante, mucha recopilación de información, de estudios y de bibliografía. En el artículo anterior, te mencionamos algunos de los alimentos más comunes en una dieta cetogénica, con bajo contenido en carbohidratos —lechuga, espinacas, brócoli…— y alto en grasas saludables —aceite de oliva, aguacate, coco…—; también las fuentes proteicas habituales: sardinas, atún salmón.

Cuando hay muchos cuerpos cetónicos y el cuerpo es incapaz de filtrarlos eliminar su exceso por orina como ocurre en personas normales, el organismo puede sufrir una acidez metabólica brindada por el carácter ácido de los cuerpos cetónicos y así, experimentar una cetoacidosis.

La recomendación clave es siempre consultar con un profesional que pueda orientar acerca de sus dudas e inquietudes antes de embarcarse en una dieta un plan de pérdida de peso, porque hay muchos factores importantes que deben considerarse para su salud y bienestar.

El cuerpo utiliza los carbohidratos ingeridos para generar glucosa como fuente de energía y cuando no se consumen suficientes carbohidratos para satisfacer las necesidades diarias de glucosa del organismo, el cuerpo utilizará la grasa almacenada para generar más glucosa y otener energía.

Debido a que las cetonas, un químico producido por el hígado que sirve como combustible en una dieta baja en carbohidratos, son antiinflamatorias, una dieta que hace que nuestro cuerpo genere cetonas ayudará a reducir la inflamación y el acné no deseado”, contó.

En cualquier caso, las dietas drásticas como esta no son la mejor opción si lo que queremos es perder peso de forma sostenible ya que no se puede prácticar durante mucho tiempo, y si no cambiamos la alimentación a patrones más saludables, es muy probable que el peso perdido se recupere rápidamente.

La proporción de hidratos en una dieta cetogénica suele ser muy por debajo de la recomendable de las calorías totales, y generalmente provee alrededor de 10% menos de la energía en forma de hidratos, existiendo diferentes tipos de planes, entre ellos los que solo permiten frutas y vegetales en cantidades controladas, en tanto que otros eliminan completamente los hidratos de carbono.

Elimina la mayoría de los carbohidratos y el cuerpo pasará a quemar grasa para obtener energía. A diferencia de los carbohidratos que se encuentran en el almidón y otros alimentos, el azúcar que ha pasado por un proceso de refinación aumenta la glucosa en sangre de forma muy rápida y no debe consumirse, ni siquiera en pequeñas cantidades.

Así, por ejemplo pueden eliminarse algunos lácteos, aumentar un poco más la ingesta de grasa y disminuir a la mínima expresión la ingesta de carbohidratos hasta que se vuelve a bajar de peso. Si la insulina está presente se para la oxidación de las grasas y no se le da tiempo al cuerpo la oportunidad de utilizar la grasa almacenada como energía.

Quizás tú no eres una de esas personas obesas, y eso está bien, pero de vez en cuando nos equivocamos en nuestras dietas…equivocarse es la naturaleza humana. En segundo lugar, los carbohidratos se convierten en glucógeno —que tiene un alto contenido de agua— para usarlo como energía; cuando no se consumen carbohidratos, la cantidad de agua en el sistema se reduce, lo que dificulta la defecación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *