Si habéis seguido un poco las series del entrenamiento de definición, tanto de este como del año pasado, habréis oído hablar de el estado de cetosis, un estado en el que el cuerpo entra cuando la ingesta de hidratos es muy baja y tiene que sacar la energía de la grasa.

El grupo que llevaba una dieto cetogénica logró «quemar» hasta 2,3 veces más grasa al correr en cinta durante 3 horas que los participantes acostumbrados a una dieta rica en carbohidratos. Existen dietas milagro que han usado este concepto de forma errónea y dietas válidas usadas en consultas de profesionales de forma personalizada y adaptada a la persona.

Los Mejores Archivos de Dieta Keto

Este complemento nutricional puede ser usado junto con una dieta cetogénica, la cual es baja en proteínas y esto hace los niveles de creatinina viajen por el organismo. Cuando oxidamos grasa producimos cuerpos cetónicos. Según diversos estudios , una alimentación basada en los parámetros de la dieta cetogénica -grasas y proteínas- ayuda a controlar el hambre ya que contribuye a sentirnos más saciados durante más tiempo.

De este modo se favorece la lipolisis (utilización de las grasas como fuente de energía para el mantenimiento del metabolismo basal, por lo que se va reduciendo las cantidades de grasas almacenadas). En escasez de ellos el cuerpo degrada también una pequeña parte de las proteínas ingeridas para generar glucógeno y glucosa.

Y por esa misma definición, una dieta cetogénica es una dieta baja en carbohidratos (pero no toda dieta baja en carbohidratos es cetogénica). Los alimentos que se utilizan para salir de la cetosis son carbohidratos fibrosos principalmente, que alimentan las bacterias de nuestra flora intestinal.

Dieta cetogénica: fundamentos y resultados

Para las personas que aman los alimentos grasos, que no cuentan calorías y que pueden renunciar a los carbohidratos con facilidad, la dieta keto puede ser relativamente fácil de mantener a largo plazo. Las evidencias generales y más fundamentadas hablan de un moderado beneficio de las dietas cetogénicas y de la necesidad de la ponderación de estos beneficios frente a los posibles efectos adversos.

En 2008, la noticia acaparó los titulares de las publicaciones científicas: “Una dieta especial rica en grasas ayuda a controlar los ataques de epilepsia en niños”, se informaba en mayo de ese año. Lo más fiable y objetivo para saber el estado de cetosis en que nos encontramos es midiendo la concentración de cuerpos cetónicos en sangre, y para ello existen distintos dispositivos.

La dieta cetogénica bien formulada con suplementos nutricionales condujo a cambios beneficiosos en las subclases de lípidos séricos durante la pérdida de peso. Durante muchos años, ganó la tesis del primero, con la ayuda inestimable de la industria alimentaria , y comenzó el proceso de demonización de las grasas y glorificación de los carbohidratos.

Así de sencillo, tu cuerpo para funcionar cambia a una fuente de energía más limpia a través de las grasas. La mayoría de las personas pueden adelgazar si restringen la cantidad de calorías que consumen y aumentan los niveles de actividad física. Si no estás acostumbrado al uso de cetonas tu cuerpo está «atontado» y tendrás bajones y posibles mareos, de ahí que NUNCA recomiende esta dieta a gente sin experiencia y que no tenga el porcentaje muy bajo de grasa como sprint final.

La insulina es una de las hormonas que el páncreas segrega en presencia de los hidratos de carbonos. Hay quien permite el uso de edulcorantes artificiales en las dietas cetogénicas, pero nosotros no los recomendamos. Recortar los carbohidratos es una de las formas más efectivas de perder peso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *