Este artículo sobre la dieta cetogénica ha llevado mucho trabajo por delante, mucha recopilación de información, de estudios y de bibliografía. Orina con olor muy fuerte: Los cuerpos cetónicos también se eliminan por la orina así que el olor de la misma se vuelve más fuerte. La miel, el néctar de agave, las frutas en almíbar, y otras fuentes naturales ricas en carbohidratos también están fuera de los límites en la dieta.

Un estudio de ratas mostró que las ratas obesas inducidas por la dieta tenían capacidades reproductivas reducidas, y una dieta alta en grasas la redujo aún más. Desafortunadamente, una dieta alta en carbohidratos significa que tus glándulas suprarrenales producen más hormonas del estrés como la norepinefrina, la adrenalina y el cortisol, y como sabes, el estrés es un factor que mata el ánimo.

Aunque las fresas, la mora, el arándano y otras bayas pueden contener un poco más de carbohidratos, se pueden consumir ocasionalmente como parte de la dieta cetogénica. La cetosis es un término que se puso de moda por la proliferación de dietas con un escaso aporte de hidratos de carbono como, por ejemplo, la dieta Atkins el método Dukan.

A nivel clínico la cetosis ha demostrado su eficacia en enfermedades como la epilepsia el Alzheimer, pero en muchas ocasiones se pone en práctica con el objetivo de consumir más grasa como fuente de energía. A algunas personas, su fisiología les permite adaptarse muy bien a la dieta cetogénica.

Elige los alimentos más nutritivos y cuida lo que comes tanto como lo cuidarías con cualquier otro tipo de dieta. En un estado de cetosis el cuerpo cambia su suministro de combustible y pasa de obtener la energía del azúcar en la sangre (glucosa) a funcionar casi en su totalidad de la quema de grasa.

La principal diferencia es que la dieta keto no contiene demasiados alimentos ricos en proteínas. Si bien, también es cierto que se pueden combinar la dieta keto con el ayuno intermitente para acelerar aún más los resultados y lograr una pérdida de peso más rápida.

Descubre cómo funcionan estas dietas para perder peso. La dieta cetogénica ofrece resultados impresionantes de pérdida de grasa. Entonces cuando empiezan a estar en cetosis tienen la llamada ‘gripe ceto’, síntomas que se pueden alargar muchas semanas porque les cuesta utilizar los cuerpos cetónicos.

Al final de esos 17 días, Widerstrom se “sorprendió” por la diferencia en su cuerpo, pero cree que tuvo más que ver con una mejor nutrición que por la dieta keto. Sin embargo, estos cambios pueden depender de otros nutrientes, de modo que no podemos atribuir estos cambios únicamente a la dieta baja en hidratos de carbono.

En tanto, el Dr. Campos sostuvo: La dieta cetogénica mejora el control del azúcar en sangre en pacientes con diabetes tipo 2, al menos a corto plazo. Está en nuestro ADN: el metabolismo humano tiene diferentes rutas para obtener la energía que necesita, y la más fácil y directa es la que transforma los hidratos de carbono en glucosa.

Un término acuñado por Russell M. Wilder en 1921, la dieta cetogénica tiene como objetivo principal generar la formación de cuerpos cetónicos, siendo por lo tanto un plan similar al que se sigue en un ayuno. Si bien, esto ocurre siempre y cuando elijas grasas saludables y evites las grasas saturadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *