Este artículo sobre la dieta cetogénica ha llevado mucho trabajo por delante, mucha recopilación de información, de estudios y de bibliografía. Por lo tanto, una dieta cetogénica es alta en grasa y muy baja en carbohidratos, lo que da como resultado la producción de cetonas para combustible en lugar de glucosa. A largo plazo, las Dietas Cetogénicas han demostrado poder provocar déficits de vitaminas y minerales, trastornos gastrointestinales e incluso arritmias cardíacas.

Si bien la dieta cetogénica es una excelente estrategia dietética para aquellas personas que deseen ver cambios reales en el peso corporal, seguir una dieta al 100 % puede resultar difícil a veces. Se llama dieta cetogénica porque esta dieta provoca la producción de pequeñas moléculas de energía llamadas cetonas cuerpos cetónicos.

En una dieta cetogénica idónea, la ingesta diaria no supera los 20 gramos de hidratos de carbono y prioriza la grasa, la proteína y los vegetales. Al averiguar en dónde estaban los carbohidratos, son alimentos que podía prescindir. Durante los últimos años se ha producido un boom en la variedad de dietas de moda saludables, para bien, dado que la misma forma de alimentación por muy saludable que sea no siempre funciona igual de bien en todo el mundo.

Uno detrás de otro, los estudios científicos han demostrado que la dieta cetogénica no es más efectiva que otras dietas para adelgazar. Por lo tanto, cuando te saltas los carbohidratos, los primeros días puede que experimentes antojos de azúcar muy fuertes Porque tu cuerpo está cambiando sobre la marcha, y pasa de quemar carbohidratos a la única energía que le queda: la grasa.

Cuando nos iniciamos en la dieta cetogénica, si la hacemos de forma bien planteada, lo primero que vamos a observar es como nos deshinchamos y perdemos varios kilos en pocos días. Se puede adaptar cualquier “menú” a un patrón cetogénico siempre que cumpla con las siguientes proporciones: 50-60% de grasas y entre un 20-30% de proteínas, dejando el 10%, como mucho, a los glúcidos.

Sin embargo, cuando hablamos de personas con diabetes, la dieta keto puede dañar seriamente la salud de un diabético”, según Pérez. Los cuerpos cetónicos se usan de manera semejante a la glucosa para obtener energía a costa de las grasas. La Dieta Cetogénica promete bajar HASTA 15 kilos en un mes sin pasar hambre.

En una dieta cetogénica, aproximadamente el 80% de nuestra alimentación se basará en grasa. No deben hacerla personas con problemas hepáticos ya que el hígado debe de trabajar el doble para conseguir energía. Incluso es posible convertir recetas con altos niveles de carbohidratos en preparación que ayudan a llegar al estado de cetosis sin sacrificar el sabor.

Además, el cuerpo se desinflama al reducir el consumo de carbohidratos. Otro estudio descubrió que las personas con dietas cetogénicas pierden 3 veces más peso que aquellas que siguen las tradicionales recomendadas por Diabetes UK (organización benéfica de Reino Unido).

Estas dietas son las también conocidas como low-carb, dietas con un % de carbohidratos muy reducido. Las cetonas se producen cuando consumes pocos carbohidratos (los cuales se convierten rápidamente en glucosa) y una moderada cantidad de proteína (un exceso de proteína puede también convertirse en glucosa).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *