Seguramente hayas escuchado hablar de la dieta cetogénica de la cetosis, se trata de una dieta muy baja en carbohidratos que ayuda a quemar los depósitos de grasa acumulados en ciertas zonas del cuerpo. Esta nueva versión más saludable de la dieta Dukan la dieta Atkins, la dieta keto cetogénica vuelve a estar en el punto de mira entre los expertos en nutrición para adelgazar de forma más rápida. Una de las principales causas de obesidad sobrepeso es precisamente el exceso de hidratos azúcares en la dieta, consumiendo muchos más de los que el cuerpo necesita y que terminan acumulándose en forma de grasa.

Cuando se inicia esta dieta, el organismo pasa por un período de adaptación que puede durar días semanas, donde el cuerpo se adapta a producir energía proveniente de las grasas y no de los carbohidratos. Para que entendáis en que consiste la dieta cetogénica, primero he de explicaros un poco de metabolismo del cuerpo humano.

Se trata de una dieta que cambiará la forma en que tu organismo procesa la energía, de manera que este cambio vendrá con un proceso de transición y algunos síntomas comúnmente llamados como la gripe cetogénica la keto flu. A pesar de las críticas que recibió Atkins, en 2017 un estudio concluyó en que la Atkins era la dieta con más evidencia científica y la más efectiva en cuanto a la pérdida de peso, si bien tenía ciertas carencias”, aclara Vázquez.

Nuestro cuerpo se ha acostumbrado a depender de la glucosa que ingerimos para conseguir la energía que necesita, y ha dejado para otro día” quemar las grasas, tan buenas y eficientes ellas. Cuando nos informamos de lo que es una dieta cetogénica lo que más nos impacta es el aumento del consumo de grasa y la disminución de la ingesta de proteínas (alrededor de un 15% del aporte calórico).

La elevación de grasas en sangre, colesterol y triglicéridos, está muy relacionado con la ingesta de azúcares, hidratos de carbono y harinas refinadas. De acuerdo con la Escuela Médica de Harvard, la descomposición de la grasa almacenada como fuente de energía, generalmente ocurre después de dos a cuatro días de ingerir menos de 20 a 50 gramos de carbohidratos por día.

El objetivo es, en teoría, conseguir el mismo efecto, la cetosis, sin reducir tan drásticamente la ingesta de carbohidratos y potenciar el efecto adelgazante de la dieta. Siendo las reservas de glucógeno bajas en un estado de ayuno, las grasas se metabolizan dando como producto final los cuerpos cetónicos.

Bajo una dieta cetogénica, todo tu cuerpo cambia su fuente de combustible para así operar casi completamente a base de grasa. Para entender cómo funciona la dieta cetogénica, apunta, se puede comparar al cuerpo humano con un carro híbrido. Para la nutricionista, la mejor forma y la más saludable de bajar de peso es que exista un equilibro entre todos los nutrientes que consumimos: proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibra.

Lo que pretendemos es comer de todo pero seleccionando en cada familia de alimentos los que tengan menos carbohidratos. Sin embargo, no ofrece ventajas en cuanto a pérdida de grasa respecto a otras dietas con el mismo contenido calórico y proteico (Aragon et al., 2017).

En cetosis, el cuerpo utiliza las cetonas, que son moléculas producidas en el hígado a partir de las grasas cuando existe poca glucosa. Cuando hacemos un ayuno intermitente (unas 16-24 horas) llevamos una dieta muy baja en carbohidratos , el cuerpo no puede tirar tanto de la glucosa que tiene para desempeñar sus funciones vitales y necesita buscar energía en otras fuentes.

Cuanto más bajo mantengas tu ingesta de hidratos de carbono, y los niveles de glucosa, mejores serán los resultados generales. Primero, porque al reducir la ingesta de carbohidratos son necesarias para conseguir energía y segundo, porque las grasas van a tener también un efecto saciante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *