La dieta Atkins es un tipo de dieta baja en carbohidratos que implica la restricción de uno más tipos de grupos de alimentos para lograr la pérdida de peso. Es un proceso mediante el cual el organismo se garantiza la supervivencia, ya que cuando no hay hidratos de carbono y por lo tanto glucosa que es el combustible energético de muchos órganos, el cuerpo comienza a utilizar sólo grasas como fuente de energía.

La palabra ceto” a menudo tiene asociaciones negativas para las personas que viven con diabetes, especialmente si es diabetes Tipo 1. La CAD, cetoacidosis diabética, es una afección potencialmente mortal que surge cuando el cuerpo produce demasiadas cetonas.

En diferentes estudios se ha probado la eficacia de la dieta cetogénica junto a dietas no cetogénicas para perder peso, y se comprobó que ambas tienen similar impacto sobre la magnitud del peso perdido si poseen semejante aporte calórico, aunque la dieta cetogénica en algunos casos mostró un efecto levemente superior.

Esta dureza desde un punto de vista psicológico deriva del porcentaje tan alto de grasas de una dieta cetogénica estricta (65%-75%), en algunos casos incluso por encima del 80 % de las calorías ingeridas (llegando al 90% en casos extremos), un cantidad moderada de proteínas (10%-15%) y bajísimos niveles de carbohidratos, entre 20 y 40 gramos al día (alrededor del 5% dependiendo del nivel de ingesta general).

Como hemos visto, podemos usar glucosa como combustible sin necesidad de oxígeno ni de la intervención de las mitocondrias en el proceso, por lo que el consumo continuado de carbohidratos puede llegar a, de cierta manera, atrofiar nuestras mitocondrias, reduciendo así su eficiencia e impactando negativamente en nuestro metabolismo.

Por eso mismo, sería bueno de vez en cuando seguirla, aunque sea solamente con carácter temporal durante un mes dos al año, pero evitando mantenerla en el largo plazo (varios años) para no conseguir una inflexibilidad metabólica en el otro sentido (ser incapaz de usar los carbohidratos como energía).

Para iniciar la etapa de PPC tendrás que aumentar el número de carbohidratos permitidos en 25 g. Si continúas bajando de peso, puedes aumentar la cantidad de hidratos de carbono que se permiten cada semana hasta que alcance el nivel crítico en la pérdida de peso.

El auge de los programas alimentarios basados en el índice glucémico, como La Zona de Barry Sears, así como los que proponían una reducción drástica del aporte de carbohidratos, como la Dieta Atkins, hicieron que las dietas cetogénicas volvieran a destacar en el panorama nutricional y que un gran número de culturistas las siguiera de nuevo.

En palabras de Sergio Espinar, que es un referente para mi, hace poco dijo que hacer una dieta low carb es suficiente para perder grasa que sería en el único caso que usaría la keto diet y recordemos que una low carb es a partir de 40% de carbohidratos y que siguen siendo el macronutriente principal.

A diferencia de la glucosa, que puede ser empleada en la síntesis de energía en ausencia de oxígeno (es lo que se denomina glucolisis anaerobia”), los cuerpos cetónicos requieren oxígeno para ser transformados en energía y esto ocurre en una parte de la célula llamada mitocondria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *