Las dieta ‘keto’ reducen el consumo de hidratos de carbono. Por lo tanto, la dieta cetogénica intenta privar a las células cancerosas de su principal fuente de energía, la glucosa”, dice Lesley Klein, terapeuta nutricional médica y jefa de dietistas clínicos en Sylvester Comprehensive Cancer Center. El cerebro necesita glucógeno ( cuerpos cetónicos) para funcionar de ahí este efecto.

Dado que la dieta ceto es baja en carbohidratos, seguirla puede estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y, por lo tanto, suprimir el apetito”. La pérdida de peso que se logra a partir del mantenimiento de estos cambios en la alimentación también puede ayudar a prevenir controlar la diabetes tipo 2 y algunas enfermedades cardiovasculares”.

Gramos de hidratos de carbono diarios son la cantidad por debajo de la cual el organismo entra en cetosis. En años recientes, la dieta cetogénica se ha vuelto más popular entre quienes desean perder peso de forma rápida. También puede ayudarlo a perder peso, especialmente porque muchas personas comen menos cuando reducen los carbohidratos de sus dietas.

Sin embargo, con cualquier tipo de dieta (sea alta, baja moderada en carbohidratos), puedes acumular grasa, y esto es porque existen mecanismos independientes de la insulina que lo hacen posible. A grandes rasgos, cuando se entra en estado de cetosis los ácidos grasos se transforman en el hígado en un proceso metabólico que busca obtener energía rápidamente.

Nuestra dieta cetogénica ha demostrado que puedes perder hasta 9 kg en 1 mes y que el 95% del peso perdido corresponde a grasa. La cetosis produce pérdida de grasa corporal y preservación de los músculos, además de alimentar al cerebro. En comparación con los individuos alimentados con una dieta de control, los ratones ovariectomizados con una dieta cetogénica tenían un peso corporal y grasa corporal disminuidos.

Este tipo de alimentación excluye totalmente de la dieta azúcares refinados, frituras y grasas saturadas y recomienda la toma de mucho pescado azul, gran consumo de frutas y verduras y alimentos integrales, así como el consumo de algas y de soja. De hecho, en su ineficiencia reside una de las razones de su eficacia a la hora de perder peso, ya que requiere de más grasas para producir la misma cantidad de energía.

Lo mismo pasa con los cuerpos cetónicos. Una de las principales causas de obesidad sobrepeso es precisamente el exceso de hidratos azúcares en la dieta, consumiendo muchos más de los que el cuerpo necesita y que terminan acumulándose en forma de grasa. En esos momentos, empiezan a utilizarse los ácidos grasos del tejido adiposo y a formarse cuerpos cetónicos en el hígado, que pasan a ser el combustible energético de los tejidos.

De la misma manera no todo el mundo puede hacer la dieta cetogénica, caso de personas que estén tomando medicamentos para la diabetes la hipertensión. Sin embargo, en individuos machos, el peso corporal disminuyó en la dieta cetogénica mientras se mantuvo el control del azúcar en la sangre.

Sin embargo, en ratones machos, el peso corporal disminuyó en la dieta cetogénica mientras se mantuvo el control del azúcar en la sangre. Implica reducir drásticamente la ingesta de carbohidratos y reemplazarla con grasa. También existe la Dieta Siken, un método para bajar de peso similar al de la Pronokal, con las mismas combinaciones pero ofrece distintos planes personalizables para adelgazar, siempre combinados con la dieta cetogénica.

El problema de la cetosis radica en que los cuerpos cetónicos tienen carácter ácido, y hay fuentes que afirman que éstos sólo pueden utilizarse en un 50% por el cerebro y el resto deber ser aportado por glucosa. Durante la dieta cetogénica es importante no comer demasiada proteína ya que, de lo contrario, tu cuerpo trata de quemar la proteína excedente como energía en lugar de grasas y cetonas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *