Este artículo sobre la dieta cetogénica ha llevado mucho trabajo por delante, mucha recopilación de información, de estudios y de bibliografía. No obstante, hay otros profesionales, como la nutricionista Susie Burrell, que la defienden: “No hay pruebas que demuestren que las dietas keto son perjudiciales”, asegura a ‘ News ‘. “Además de la pérdida de peso , estos regímenes conllevan una serie de beneficios, sobre todo para los que tienen niveles altos de glucosa en sangre el hígado graso”, añade.

A muchas de las personas que hacen la dieta les resulta difícil alcanzar realmente la cetosis, mantenerla, porque en los primeros días semanas de ingerir solo alimentos con alto contenido de grasas, contenido medio de proteínas y bajo contenido de carbohidratos, pueden sentirse bastante mal.

Es un proceso mediante el cual el organismo se garantiza la supervivencia, ya que cuando no hay hidratos de carbono y por lo tanto glucosa que es el combustible energético de muchos órganos, el cuerpo comienza a utilizar sólo grasas como fuente de energía.

Al momento de brindar las claves para una alimentación más saludable recomiendo incluir en la dieta proteínas magras; consumir carne tres cuatro veces por semana; aumentar el consumo de pescado -algo que en Uruguay nos falta-; integrar las frutas y verduras en mayor medida”, sostuvo en entrevista con El País.

Eso sí, para los que alertan del peligro de entrar en estado de cetosis nutricional, Martina asegura que es perfectamente segur0 y que no se puede confundir con la cetoacidosis, estado en el que los niveles de cetonas en el cuerpo son entre tres y cinco veces superiores a los de la cetosis y que evidencia problemas de salud como la diabetes de tipo 2.

De forma muy simplificada, nuestro cuerpo dispone de dos fuentes primarias de energía, «combustibles»: los azúcares y los ácidos grasos, lo que es lo mismo, la glucosa (el organismo metaboliza los hidratos de carbono ingeridos en glucosa) y la grasa.

Cuando estás en una dieta cetogénica, tu cuerpo cambia de la quema de glucosa (de los carbohidratos) a la quema de grasa. Según e leído en otros artículos, no hace falta hacer estas dietas para entrar en cetosis, con un déficit energético también se suele cumplir sin sacrificar tanto jeje.

La dieta ceto es alta en grasas y proteínas y baja en carbohidratos. Alcohol: Debido a su gran contenido en carbohidratos, muchas bebidas alcohólicas deben eliminarse en una dieta cetogénica. La dieta cetogénica, como su nombre lo indica, se basa en generar una cetosis en el cuerpo.

Al estar en un régimen en el que se consumen cantidades elevadas de grasas es primordial cuidar la calidad de los alimentos. La dieta Keto es una de las más populares para perder peso rápido. Si no has oído hablar de ellas, las dietas cetogénicas son aquellas bajas en carbohidratos y altas en grasas.

La carne de cerdo de dehesa, por ejemplo, aporta ácido oleico, como el de oliva, y el jamón serrano ibérico es una buena forma de aportar proteínas, bajas en carbohidratos y ricas en vitaminas B, selenio, zinc y sodio. Como verás, es una maravilla porque tiene muy pocos carbohidratos, así que es perfecto para la dieta cetogénica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *