Pirámide keto. Utilizar grasa como fuente principal de energía no quiere decir directamente que nuestro cuerpo ya se adaptó, es por esa razón que al inicio de este protocolo las personas sientan un ligero dolor de cabeza, náuseas cansancio, una vez el cuerpo se vuelve más eficiente al utilizar la grasa como fuente principal de energía estos síntomas desaparecen, no obstante, el rendimiento en el gimnasio se puede ver disminuido ya que en los entrenamientos de fuerza, la energía proviene de la vía glucolítica y al tener las reservas de glucógeno disminuidas es normal que decaiga levemente el rendimiento, el cuerpo será más eficiente usando las grasas desde la cuarta semana, pero se necesitan al menos 8 ó 12 semanas para estar cetoadaptado.

No obstante, dicha revisión también señala la necesidad de llevar a cabo estudios bien diseñados y controlados para poder confirmar los beneficios a largo plazo que se derivan de la pérdida de peso producida por el seguimiento de dietas muy bajas en calorías, como la dieta proteinada29.

Cuando se habla en televisión sobre la dieta cetogénica suele ser acompañado de algún tipo de dieta, como Atkins Dukan, y suelen salir profesionales, tanto del mundo de la dietética como de la medicina, advirtiendo sobre lo malo que es tanto una dieta hiperprotéica como una dieta cetogénica en sí misma.

Distintos estudios han puesto de manifiesto la falta de relación entre la mejoría en las crisis convulsivas y los niveles de cuerpos cetónicos, por lo que se sugiere que deben existir otros mecanismos asociados a la dieta cetogénica con efectos favorables sobre las convulsiones.

Por suerte, las dietas no causan un aumento significativo de la cetosis; pero cuando se tienen niveles más altos de cetonas, la acidosis supone un peligro para la vida, ya que el cuerpo produce niveles de cetonas peligrosamente altos y puede dar lugar a una diabetes.

Teniendo en cuenta lo antes planteado, los investigadores decidieron buscar estrategias a fin de controlar los niveles de azúcar y de insulina en sangre; de esta manera, pusieron a prueba tres combinaciones: junto a los inhibidores de la PI3K, trataron a los ratones con metformina, un medicamento para la diabetes, inhibidores del co-transportador de sodio-glucosa 2 (SGLT2) con dieta cetogénica.

Fue creada por el doctor Russell M. Wilder en 1921 como tratamiento para la epilepsia y consiste en una reducción drástica de los hidratos de carbono en la alimentación con el objetivo de generar un estado de cetosis que provoca la utilización de las grasas como fuente de energía, una situación similar a la del ayuno que fomenta la pérdida de peso.

Son ya varios estudios los que demuestran beneficios de la dieta cetogénica para mejorar de forma radical la diabetes mellitus tipo 2. Sus efectos beneficiosos se basan, por un lado en la pérdida de peso y por otro, en la drástica reducción de la cantidad de insulina provocada por la restricción de carbohidratos.

Los científicos que alimentan con dietas de fibra a los ratones están descubriendo que los carbohidratos, que no pueden ser absorbidos por el cuerpo, pueden ayudar a proteger el cerebro del envejecimiento de algunos de los químicos dañinos asociados con el Alzheimer y reducir la inflamación en el intestino.

Es necesaria la realización de estudios controlados para determinar el posible papel causal de la deficiencia de hierro en el TDAH, así como de los niveles séricos de ferritina y el suplemento con hierro como predictor potencial la intervención para optimizar la terapia estimulante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *