Este artículo sobre la dieta cetogénica ha llevado mucho trabajo por delante, mucha recopilación de información, de estudios y de bibliografía. Cuando se eliminan los hidratos de carbono de la dieta y por tanto iniciamos una dieta cetogénica, los niveles de insulina disminuyen y los niveles de glucagón aumentan. Esta dieta puede ser positiva para todos aquellos que tengan un problema con el metabolismo de los carbohidratos, como por ejemplo, personas con diabetes tipo II, síndrome metabólico y resistencia a la insulina.

Al no tener el aporte de glucosa necesario, el cuerpo recurre a las reservas de grasa como fuente de energía”, comenta. A pesar de que finalmente la proporción de macronutrientes pueda ser muy similar en ambas dietas, en mi opinión, una dieta que prohíbe el consumo de algunos alimentos no es una dieta sana y variada.

Por ejemplo, un aguacate se compone generalmente de 75% grasas, 20% de carbohidratos y 5% de proteínas, por lo que este es claramente un alimento a base de grasas. A pesar que tanto los carbohidratos como las proteínas en la dieta están restringidos, es necesario proveer adecuadas cantidades de proteína.

Cuando se realizan las recargas de carbohidratos, el cuerpo aumenta la insulina con el fin de desechar la glucosa sobrante mediante el torrente sanguíneo para compensar los niveles. Algunas te indican que cuentes calorías, otras que solo ingieras proteínas, incluso hay dietas como la cetogénica que reduce la cantidad de hidratos que consumimos para activar la oxidación de las grasas.

Uno de estos productos es Keto Before 6 de Quicksilver Scientific, que acelera de forma activa el proceso hasta la cetosis. Convertir la fuente principal de energía del cuerpo de glucosa a grasa puede crear efectos secundarios a corto plazo conocidos como la gripe keto”.

No la recomendamos como una dieta para bajar de peso ya que no sabemos los efectos nutricionales a largo plazo en el cuerpo, y muchas personas tienen problemas para adaptarse a esta”. Lo último en dietas para adelgazar, la keto cetogénica, permite perder kilos en poco tiempo a base de comer alimentos de los que engordan” y dejar de lado los que adelgazan”.

Las dietas cetogénicas pueden tener beneficios incluso contra la diabetes, el cáncer, la epilepsia y el Alzheimer. Los principios de esta dieta se basan en la eliminación el consumo mínimo de hidratos de carbono y favorecer la ingesta de proteínas y grasas. Aunque en los vegetales se encuentran carbohidratos de forma natural, la gran parte de estas están recomendadas por su alto contenido en fibra.

Ésta está principalmente compuesta por grasa (entre un 80% y un 90% de lo que se consume) y el resto son proteínas (entre un 8% y un 15%) y, en un grado mínimo, carbohidratos. Debes centrarte en comer carne, vegetales que se cultiven por encima del suelo y grasas, ya que mantienen la saciedad.

La baja ingesta de carbohidratos ultraprocesados y cereales hace además que esta forma de alimentarse tenga un efecto antiinflamatorio en el organismo, además de controlar los picos de glucosa e insulina en sangre y mejora el sistema inmunológico. El queso y el yogur griego también pueden ser alimentos básicos de una dieta keto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *