Prueba de cuerpos cetónicos en la orina. La dieta cetogénica dieta keto, viene de la palabra ketogenic en inglés, es una forma de alimentación que en los últimos años ha ganado bastante popularidad, al igual que la dieta paleo. Y recuerda, la mejor dieta es una dieta equilibrada en grasas, proteínas y sí, incluso carbohidratos.

Dentro de los alimentos con menos carbohidratos está la carne, las grasas naturales, pescados y mariscos y los huevos, entre otros. Una dieta cetogénica es una manera efectiva de perder peso y disminuir los factores de riesgo en algunas enfermedades. Nuestro cuerpo se ha acostumbrado a depender de la glucosa que ingerimos para conseguir la energía que necesita, y ha dejado para otro día” quemar las grasas, tan buenas y eficientes ellas.

Sí y no. En un estudio publicado este año, los voluntarios que hicieron una dieta cetogénica por tres meses perdieron, en promedio, 17 libras y un 5.1% de su grasa corporal. Este consistía en la suprensión casi por completo de los hidratos de carbono de la dieta, lo que convertía a las grasas en el nutriente energético a utilizar.

En una dieta cetogénica, aproximadamente el 80% de nuestra alimentación se basará en grasa. Está contraindicada en personas con diabetes tipo I, colesterol genético-hereditarios, hipertensión, enfermedades que no metabolizan bien las grasas y mujeres en estado de lactancia.

La dieta cetogénica estándar (DCE): Es un plan de alimentación muy bajo en hidratos de carbono, con una ingesta moderada de proteínas y alto en grasas. Por otro lado, debemos tener cuidado con alimentos como la zanahoria, remolacha, patata el boniato, ya que son altos en carbohidratos.

La forma más rápida de entrar en la cetosis es hacer ejercicio con el estómago vacío, restringir la ingesta de carbohidratos a 20 g menos por día y estar atento a la ingesta de agua. Los hidratos de carbono se limitan a un máximo de 20 g por día, lo que significa que el total de calorías que entran en su cuerpo va a provenir de las grasas (65 %), proteínas (30 %) e hidratos de carbono (5 %).

A la hora de elaborar un menú cetogenico, sus alimentos deberán contener: carbohidratos (5-10%), grasas (60%) y proteínas (30-35%). Además, consumir menos de los carbohidratos «saludables» (que suelen contener mucha agua y fibra, es decir, que son alimentos que ocupan volumen), hará que tengas un tracto gastrointestinal más ligero.

Alcohol: debido a su contenido de carbohidratos, muchas bebidas alcohólicas pueden sacar el organismo de la cetosis. Las cetonas se producen si comes muy pocos carbohidratos (los cuales se descomponen en azúcar sanguínea) y solo cantidades moderadas de proteína (un exceso de proteína también se puede convertir en azúcar sanguínea).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *