Las dieta ‘keto’ reducen el consumo de hidratos de carbono. Si, en condiciones normales, la cantidad de carbohidratos está entre el 50% y el 60% de las calorías totales, en una dieta cetogénica se reduce a un 10% (50 gramos por día). El aguacate es una de los alimentos más sanos de la dieta, casi no hay alimento que se le compare, en lo que a calidad de carbohidratos respecta.

El objetivo principal de esta dieta es generar una situación de cetosis parecida a la del ayuno, que puede conseguirse bien con una reducción en la ingesta de carbohidratos deteniendo totalmente el consumo de azúcar. Aunque son importantes no debemos saturarnos de proteínas ya que, por un proceso llamado glucogénesis, se transforman en glucosa.

Una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas empuja al cuerpo a entrar en cetosis y a alimentarse de una manera diferente, quemando grasa en lugar de acumularla. Si bien, esto ocurre siempre y cuando elijas grasas saludables y evites las grasas saturadas.

Para muchas personas y profesionales el inconveniente de la dieta cetogénica es la ingesta de altas cantidades de grasas. Cuando sigue una dieta baja con cero carbohidratos, una forma de saber que está funcionando es cuando su aliento comienza a oler como quitaesmaltes.

En caso de padecer algún trastorno metabólico enfermedad, es mejor no llevar a cabo este tipo de dietas, aunque sí que se pueden adoptar con la ayuda de un especialista. En este artículo revisan las consecuencias que una dieta baja muy baja en carbohidratos tiene para controlar la diabetes tipo II y el exceso de colesterol.

Reducir la proteína para hacer la dieta keto significa que posiblemente sacrificarás la masa muscular —y eso es un gran costo para quemar un poco de grasa abdominal—. Los cuerpos cetónicos son el producto del metabolismo de la grasa en sangre”, detalla el vicepresidente de la SEO-Seedo.

Muchas veces esta se suele confundir con otras dietas bajas en hidratos de carbono, como la dieta Atkins la dieta paleolítica. Blackburn otorgó el fundamento científico de lo que acabó siendo una tipología de dieta cetogénica, en esta ocasión basada en el control estricto de la cantidad de proteínas que ingiere el paciente.

Hay dos tipos de alimentación, es decir dos tipos de dieta: glicolítica y cetogénica. Al reducir la ingesta de glucosa, la dieta keto estimula al cuerpo a quemar grasa para obtener energía. En un estudio reciente en personas con diabetes de tipo 2 se descubrió que el colesterol LDL aumentó en tan solo un 9% de media después de un año en una dieta muy baja en carbohidratos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *