Hace unos pocos días, en nuestro canal de Youtube , el video de Desayuno, Almuerzo y Cena Quema grasa se convirtió en el primero en llegar al millón de visitas. Hablando de dietas cetogénicas, en 2016 Hall et al. realizaron un estudio comparando una dieta cetogénica con otra isocalórica más alta en hidratos en personas obesas y pudieron observar que no solo no había mayor pérdida de grasa en la cieta cetogénica, sino que había una pequeña ventaja respecto a la otra dieta.

Sin ir más lejos, muchas tribus actuales que seguían dietas cetogénicas y que han adoptado el sistema dietético fundamentado en los carbohidratos, como pueden ser los esquimales (dieta fundamentada en el pescado y mamíferos marinos como la foca), han experimentado un empeoramiento en marcadores plasmáticos aterogénicos y en el desarrollo de enfermedades que antes prácticamente no se conocían en estas poblaciones, como son la diabetes tipo II y la obesidad central (43).

Entre los alimentos que permite que se consuman están los lácteos grasos (yogur entero, manteca crema), grasas saludables provenientes del aceite de coco la palta; proteínas como carne, pollo pescados grasos, como el salmón; mientras que los carbohidratos quedan reducidos a verduras de hoja verde como espinaca lechuga.

Además, el hecho de que en algunos casos se permita la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas contradice las recomendaciones de las pautas dietéticas de las instituciones médicas más prestigiosas, puesto que puede tener efectos adversos aumentando el colesterol LDL en la sangre.

Mientras que la cetosis es un proceso metabólico natural que, controlado, favorece a una rápida pérdida de peso, la cetoacidosis es una enfermedad que aparece mayoritariamente en pacientes con diabetes debido a un exceso de ácidos y cuerpos cetónicos en la sangre.

Es decir, que en esfuerzos intensidades que anteriormente se utilizaba casi únicamente glucosa para obtener la energía, con una buena flexibilidad metabólica harán que ahora se utilice mucho más % de grasa para obtenerla, ahorrando el glucógeno que recordemos que puede dar objetivamente menos energía, y que por lo tanto tiene todo el sentido del mundo ahorrarlo para cuando realmente sea necesario.

Con la dieta cetogénica, no es necesario preocuparse por contar calorías ya que grasas y proteínan tienen un gran poder de saciedad por largos períodos de tiempo, pero para quienes practican algún deporte es necesario estar alerta pues la quema de calorías es mayor y se hace necesario comer lo suficiente para tener energía.

Los expertos de PronoKal Group, como referentes en el manejo de la cetosis en el campo de la pérdida de peso, explican a través de 10 sencillos tips los puntos más desconocidos sobre la dieta cetogénica y que generan más confusión entre la población.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *