La dieta cetogénica ha mostrado, en varios estudios, ser eficiente en la pérdida de peso. Cuando sucede a la inversa, estamos sometidos a los carbohidratos, es decir a las harinas, los azúcares, el arroz, el maíz, la avena y todo lo que contenga altas cantidades de almidón y que produce aumento de la glucosa en sangre”. Una vez en cetosis, el cuerpo quema con gran facilidad también la grasa que el cuerpo acumula como reserva y se pierde peso.

En resumen: El cerebro puede conseguir energía de las grasas mediante los cuerpos cetónicos y esto tiene efectos beneficiosos. Al limitar la cantidad de carbohidratos y proteínas metabolizadas, la energía se deriva de la grasa almacenada en el cuerpo de la dieta.

Es la disminución del pH sanguíneo debido a la alta concentración de cuerpos cetónicos en ella (que, obviamente, tienen un carácter ácido). Se recomienda usarlo con la primera orina de la mañana cuando haya una mayor concentración de cuerpos cetónicos también insertando las tiras por la parte superior de la muestra unas horas después de ser orinada (es decir, guárdala en un recipiente).

Las personas que pueden someterse a la dieta cetogénica son pacientes con una obesidad muy avanzada mórbida y sólo por un período límite de tiempo vigilado por un nutricionista ya que los efectos son peligrosísimos. Se ha demostrado, además, que la dieta keto ofrece beneficios para la salud más allá de bucear: pérdida de peso, niveles de insulina más saludables, ayuda a tratar tumores y agudiza la memoria.

Para lograr esto, se basaron en la controvertida dieta cetogénica, que restringe los carbohidratos y aumenta las grasas. A su vez, la reducción de carbohidratos en la dieta mejora algunos marcadores, como el azúcar en sangre, el colesterol, los triglicéridos, la grasa total y la grasa abdominal.

La dieta cetogénica se ha utilizado desde principios de 1900 para tratar la epilepsia con éxito. La formas que recomendamos es que existe una manera fácil de convertir nuestro cuerpo en una auténtica máquina de quemar grasa: LA DIETA CETOGÉNICA. El tocino, los embutidos, los quesos dice, deben ingerirse muy de vez en cuando y explica también que las personas con verdadero problema de sobrepeso pueden seguir esa dieta pero consumiendo alimentos grasos de muy buena calidad.

Seguir una alimentación cetogénica implica aumentar el consumo de grasas y si, por ejemplo, una persona tiene el colesterol alto no sería lo más beneficioso. Una de las ventajas de la dieta cetogénica es que no tenemos que renunciar a comer pescado y este salmón al horno con frutos secos es el perfecto ejemplo de ello.

Sus cuerpos se adaptaron al nuevo estado de cetosis, limitando las reservas de glucosa y glucógeno, y utilizando las grasas como fuente de energía predominante. No solo son fresquitos, sino que aportan grandes cantidades de proteína y grasas saludables. El aumento de cuerpos cetónicos en sangre también tiene un efecto en la disminución de la sensación de hambre, lo cual disminuye notablemente la ansiedad asociada a las dietas de pérdida de peso.

A pesar de que la dieta cetogénica se lleva utilizando para tratar la epilepsia desde el año 1920, los médicos no están seguros de cómo funciona el hecho de tener una mayor concentración de cetonas en sangre. La médica agrega que se deben preferir grasas buenas” provenientes de alimentos como palta, semillas, nueces, aceite de coco y oliva.

Ten en cuenta que la cantidad de carbohidratos depende de cuándo vayas a hacer deporte. Lo que sucede en la dieta cetogénica es que, al reemplazar los carbohidratos por grasas, el cuerpo entra en un estado metabólico conocido como cetosis, en el que comienza a quemar grasa para obtener energía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *