La dieta cetogénica ha mostrado, en varios estudios, ser eficiente en la pérdida de peso. Reseña el portal especializado en noticias sobre salud que en un reciente artículo publicado en la revista de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, el doctor Marcelo Campos señala que la pérdida de peso es la principal razón por la que sus pacientes usan la dieta cetogénica.

A pesar de su valor nutricional indiscutible, la dieta keto evita las frutas, por su alto contenido en azúcares, y da preferencia a las verduras como fuente de fibra, en especial las que crecen encima de la tierra, que suelen tener menor contenido en hidratos de carbono que las que crecen bajo ella, como las patatas, las cebollas las zanahorias.

Algunos estudios sugieren que el consumo de cetonas exógenas es una forma eficaz de ayudarnos a alcanzar el estado de cetosis, pero esto solo tendrá algún impacto si va acompañado de la misma dieta keto de la que antes hablábamos, alta en grasas y muy, muy baja en carbohidratos.

Varias investigaciones han mostrado su eficacia, similar al menos a la de una dieta baja en grasas Existen otras evidencias, en modelos animales, que muestran efectos positivos en el sistema nervioso A excepción de los casos en los que esta dieta puede resultar perjudicial para la salud, asociados a otros problemas, por el momento este patrón dietético parece seguro e interesante en la búsqueda de la pérdida de peso.

Un centro donde se investiga en productos y procesos culinarios, donde se innova y se trabaja para mejorar la alimentación de las personas, con especial atención a las restricciones alimentarias y a otros problemas de salud, donde se fomenta la mejora de los hábitos alimentarios y donde se da valor al patrimonio alimentario y gastronómico de los territorios.

Como aspecto negativo resaltar que no coincide la cantidad de carbohidratos de algunos alimentos que se indican en los dibujos con los que se indican después en los mismos alimentos en las tablas posteriores con lo que crea confusión a la hora de controlar la cantidad de hidratos que ingieres.

Sus caraterísticas principales son: incluyen aceite de oliva, frutas y verduras de temporada, poca carne y con predominio de carne blanca, pocos lácteos, carbohidratos de calidad como legumbres patatas y mínima cantidad de productos procesados con azúcar.

A medida que avanzaba el siglo y el sobrepeso aumentaba, la dieta cetogénica renació de nuevo con distintos nombres, desde la dieta Dupont en los años 50 a la dieta Atkins, en los 70. En aquel entonces vivíamos en el apogeo de la guerra contra las grasas y Atkins no tuvo mucha relevancia, pero en el 1992 volvió a publicar su libro y se convirtió en un súper ventas y fenómeno social.

Los estudios previos también han demostrado que llevar una dieta cetogénica puede beneficiar a las personas que sufren lesiones cerebrales traumáticas, derrames cerebrales isquémicos y autismo, probablemente por cómo influye en el microbioma intestinal.

Para alcanzar la distribución nutricional comentada, alto porcentaje de grasas y proteínas y prácticamente mínimo de hidratos de carbono, es importante aumentar la ingesta de carnes y pescados en general, huevos, queso, aguacate, frutos secos y algunas semillas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *