La dieta ceto se compone principalmente de grasas, algunas proteínas y una pequeña cantidad de carbohidratos. El objetivo, asegura Lluis Jiménez, nutricionista de Nootric, es obligar al cuerpo a utilizar las reservas de grasa que tiene almacenadas y forzar la producción en el hígado de los llamados cuerpos cetónicos, unos compuestos químicos que el organismo usa como combustible en ausencia de los hidratos de carbono.

Pero no sólo la dieta cetogénica se aplica a funciones militares, también sirve para intentar mejorar enfermedades, ya que la dieta cetogénica clásica está compuesta principalmente por grasa (80 % – 90 %), y el resto son proteínas (8 % – 15 %) y, en pequeñas cantidades carbohidratos (2% – 5%).

Ese necesario tener claro que únicamente conseguiremos optimizar la dieta si somos capaces de analizar algunos parámetros dietéticos importantes, como la energía consumida, la cantidad de macronutrientes, el momento de su ingesta, etc., y amoldarlos a nuestro nivel físico y a la planificación de entrenamientos.

La dieta ‘keto’ restringe al máximo la ingesta de alimentos que acaban convertidos en glucosa, ricos en harinas, féculas y azúcar, y promueve las hortalizas y frutas con menos hidratos, como lechuga, espinacas, espárragos, aguacate, tomate y calabacín.

Una dieta cetogénica no es superior para la pérdida de grasa si se compara con una dieta moderada en carbohidratos; si ambas están en déficit y la cantidad de proteína es apropiada, la razón por la que se pierde más peso en una dieta cetogénica es porque se pierden líquidos en el cuerpo, cuando consumimos carbohidratos, la glucosa se almacena en forma de glucógeno pero para ser almacenado necesita agua.

Otra de las ventajas de la dieta cetogénica es que es una gran aliada a la hora de controlar nuestro nivel de colesterol en sangre, ya que reducimos la cantidad de triglicéridos y aumentamos el colesterol HDL (el que llamamos normalmente colesterol bueno”).

La dieta cetogénica para adelgazar de 30 días, se basa en el principio de que ciertos alimentos no deben ser combinados, para conseguir que el cuerpo entre en cetosis y queme grasas más rápidamente incluye una lista de alimentos permitidos y prohibidos que se debe respetar.

Suponemos que has de tener una cara de confusión, pero sí, cuando se entra en cetosis el cuerpo quema toda la grasa que acumula en el glucógeno (un sistema de almacenaje de grasa limitado) y luego sigue con las reservas de grasa ilimitadas, las cuales se ubican en distintas partes del cuerpo.

En ella ya se incluyen todos los alimentos permitidos en la dieta cetogénica, pero es importante tener en cuenta que hay que introducirlos de manera progresiva ya que nuestro cuerpo lleva varios días sin tomar ningún tipo de hidrato, por ejemplo así que incluiremos en menor medida el primer día e iremos aumentando poco a poco esa cantidad.

Es decir, les sucede igual que al resto de dietas para perder peso: que siempre parecen funcionar inicialmente… pero luego no. Es lo que tiene hacer una dieta” —de quita y pon— mientras además se toma al peso como la variable a controlar, frente a asumir cambios continuados sobre nuestros estilos de vida (y con independencia del peso).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *