Antes de nada, ¿qué es una caloría? Si hay una prueba de que seguir una dieta sin hidratos no es sinónimo de comer aburrido no poder comer rico, es esta de huevos en cazuela de jamón serrano En este caso, posiblemente tengamos que retirarle la cebolla para asegurarnos de mantener la cetosis.

La Cetosis es el estado metabólico de tu organismo cuando sigues una Dieta Cetogénica Como hemos visto en otros artículos, la dieta cetogénica también conocida como la dieta de las grasas es una dieta baja en carbohidratos, alta en grasas y moderada en proteínas.

En el artículo anterior, te mencionamos algunos de los alimentos más comunes en una dieta cetogénica, con bajo contenido en carbohidratos —lechuga, espinacas, brócoli…— y alto en grasas saludables —aceite de oliva, aguacate, coco…—; también las fuentes proteicas habituales: sardinas, atún salmón.

Aunque algunos de los estudios avisan de la necesidad de hacer revisiones a largo plazo, lo cierto es que existen evidencias de que los efectos de estas dietas duran, al menos, un año Pero, además de la cuestión del peso y el control de las grasas, la dieta cetogénica también podría funcionar por otras cuestiones.

Es por eso que siempre me sorprenden, en varios foros cetogénicos de Facebook, todos los mensajes de otras personas sobre nuevos productos keto, pastillas, polvos, suplementos, edulcorantes con cero calorías y un sin fin de reemplazos de panes, galletas, barras de proteínas, helados, bombas de grasa y más.

Por otra parte, estando no estando en cetosis el cuerpo quema grasas si ha acabado con sus reservas de glucógeno (de preferencia, sin generar una gluconeogénesis), por lo que con la actividad física suficiente comiendo en una ventana máxima de 8 horas, tu cuerpo sigue utilizando las grasas como energía pero a diferencia de estando en cetosis, no lo hará como principal combustible del organismo.

El mayor peligro de esa y otras dietas es demonizar determinados grupos de alimentos, cuando todos son necesarios, en su justa proporción, para mantener una alimentación sana y equilibrada; el “pueblo”, ya de por sí poco preparado en cuestiones dietéticas, adquiere así una falsa percepción sobre lo que significa alimentarse bien.Quien siga una de esas dietas, jamás aprenderá a alimentarse con sentido común, adquiriendo, de por vida, hábitos dietéticos sanos; es decir, no sólo son peligrosas “per se”, sino que distorsionan nuestra comprensión de las necesidades alimenticias de un organismo sano.

En cuanto a la duda de si los carbohidratos engordan por la noche , diversos estudios sugieren que si no existen alteraciones del metabolismo, el consumo de carbohidratos conllevaría una ganancia de peso similar se consuman a la hora que se consuman.

Lo únicamente efectivo es no comer hidratos, la cantidad que ingieras del resto es igual de efectiva una vez entras en cetosis, que no es otra que quedarte hecho un escuerzo en tiempo record comiendo como un obeso morbido con ansiedad; pierdes retención de líquidos, pierdes grasa y masa muscular a manta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *