La dieta Atkins es un tipo de dieta baja en carbohidratos que implica la restricción de uno más tipos de grupos de alimentos para lograr la pérdida de peso. El Comité Nacional de Dieta Cetogénica, dependiente de la Sociedad Argentina de Neurología Infantil, elaboró este consenso sobre dieta Atkins modificada basándose en una revisión de la bibliografía y en su experiencia clínica. Bajo una dieta cetogénica, todo tu cuerpo cambia su fuente de combustible para así operar casi completamente a base de grasa.

Es algo complicado, teniendo en cuenta que hasta los frutos secos ricos en grasa también contienen carbohidratos. No obstante, esto no se traduce en que se elimina totalmente el consumo de carbohidratos que provocan grasa, lo que hace es limitar el consumo necesario para que pueda acelerarse el metabolismo y que el organismo pueda quemas grasa más rápidamente.

Interesante que puede encontrar las primeras publicaciones sobre la dieta cetogénica (ketogenic diet keto en ingles) como un tratamiento eficaz no para bajar de peso sino para la epilepsia desde 1921a. Una dieta cetogénica, rica en grasas y pobre en azúcares y almidones , puede incentivarlo.

Pero a largo plazo no se ha demostrado una mayor eficacia que las dietas convencionales para recudir peso. Esta es la diferencia principal entre una dieta cetogénica y pasar hambre, que también resulta en cetosis. Esta fase necesita dos semanas para completarse y ayuda a poner rápidamente el cuerpo en el estado de cetosis.

Vegetales con alto índice de carbohidratos: Evitar los nabos y las zanahorias en la fase de inducción. Siempre se debe informar al médico cuando se inicia la dieta Atkins en caso de que sufras de algunos de los efectos secundarios mencionados anteriormente. La dieta cetogénica es tendencia, en parte debido a las facultades que se le atribuyen para perder peso de forma rápida.

Durante mucho tiempo se consideró que las grasas no eran un buen combustible” ya qué no pueden ser usadas por el cerebro como energía por dos razones: No pueden cruzar la barrera hematoencefálica. La idea no es pensar en cuantos kilos bajas con la dieta Atkins, sino en el éxito de tu cuerpo al liberarse de la grasa acumulada y los carbohidratos.

Los carbohidratos se restringen inicialmente a 10-20 gramos por día y se aconseja a los pacientes que aumenten el uso de alimentos con alto contenido de grasa (a costa de las proteínas). Esta es una dieta baja en carbohidratos, que le permite al cuerpo adelgazar de forma rápida y segura.

El calcio, la vitamina D, el fósforo y el magnesio se requieren para la mineralización ósea, y la dieta cetogénica clásica provee niveles subóptimos de estos cuatro micronutrientes. Esta energía proviene de las cetonas, que son compuestos que nuestro cuerpo produce a partir de la grasa almacenada.

Se trata de un régimen desequilibrado, ya que es muy rico en proteínas y lípidos pero carente de hidratos de carbono, lo que obliga al organismo a sintetizar gran cantidad de cuerpos cetónicos y a los riñones a realizar un filtrado extra. La Dieta Atkins se desarrolla en 4 fases y a lo largo de toda la dieta es necesario hacer cinco comidas diarias: Desayuno, Media Mañana, Almuerzo, Merienda y Cena.

RESUMEN: Una dieta cetogénica puede ayudar a perder mucho más peso que una baja en grasas, lo cual se puede conseguir sin pasar hambre. Contiene un 90% de grasas, 8% de proteínas y 2% de hidratos de carbono. Su base nutricional es limitar la ingesta de carbohidratos de manera drástica, consumiendo únicamente entre el 5 y el 20% de los macronutrientes a través de los hidratos de carbono.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *