La dieta cetogénica es aquella que reduce elimina totalmente los hidratos de carbono para obligar al cuerpo a entrar en cetosis, esto produce una pérdida de peso al utilizar la grasa como fuente de energía. Esta vez quiero iniciar con un periodo de cetosis, y tu menú me cae como anillo al dedo, por que de repente se acaban las ideas y en ocasiones es difícil por lo antojos de los carbohidratos, pero si se puede. Esto debido a que tu cuerpo entra en un estado de cetosis cuando tu consumo de carbohidratos es menor a 50 gramos al día.

Las cetonas son un tipo de sustancia química que tu cuerpo produce cuando comienza a usar grasa y no carbohidratos para obtener energía. La dieta Atkins reduce la ingesta de carbohidratos al mínimo. Las grasas tienen muchos beneficios, pero su densidad nutricional es baja.

La dieta cetogénica proteica es de corta duración por su carácter restrictivo pero que permite perder esos kilitos de más de forma rápida. Muchos piensan que es una dieta alta en proteínas”, esto es falso, la dieta cetogénica es una dieta alta en grasas con una ingesta moderada de proteínas y una restricción de los carbohidratos.

Ten en cuenta que estos beneficios no son exclusivos de la dieta cetogénica; toda dieta con niveles moderados-altos en proteína también aportaría estos mismos beneficios. La dieta cetogénica se basa en comer bajo en carbohidratos, medio en proteínas y alto en grasas.

El estado metabólico de cetosis, puede estar causado además por diabetes, alcoholismo como estamos describiendo, una dieta baja en carbohidratos. En la dieta cetogénica limitamos muchísimo el consumo de carbohidratos (5-10% de la ingesta de calorías diaria), de manera que el organismo se ve forzado a utilizar la grasa (en forma de cetonas ) como fuente de combustible.

Finalmente, se podría hablar de una mejora de parámetros metabólicos como los niveles de glucosa, insulina, triglicéridos y colesterol siguiendo una dieta cetogénica hipocalórica. Así, podrás valorar si el objetivo que buscas podrías lograrlo con una dieta simplemente baja en hidratos de carbono, con menos inconvenientes y posibles pequeños negativos en tu rendimiento por ejemplo.

Grasas saludables y proteínas. No se aconseja en personas con problemas de hígado, porque su trabajo está muy incrementado con estas dietas, ni en personas con problemas cardíacos porque se pueden incrementar las arritmias. Aunque no es una dieta nueva, la dieta cetogénica ( keto) se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años como un medio para promover la pérdida de peso.

Se trata de una dieta muy baja en carbohidratos y alta en grasas que ha demostrado ser beneficiosa para perder peso de manera estable, aumentar la energía y fomentar la salud cognitiva y el equilibrio hormonal. He leído acerca de que la ingesta de ambos en ayunas y antes de entrenar favorecen la combustión de grasa abdominal, acelera el metabolismo y te da un buen chute de energía.

Cuando se siguen estrictamente, el exceso de cetonas que producen nuestros cuerpos se puede medir en la orina; los seguidores estrictos de la dieta cetogénica a veces revisan su orina para asegurarse de que encuentren cetonas. Además, debo recordarte que una dieta cetogénica no es igual a una dieta baja en hidratos de carbono sobre la que hablaremos pronto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *