En la actualidad, la dieta paleo cada vez se conoce en un grueso más importante de gente. La lonjita es lo que se va a utilizar como si fuera energía dentro del cuerpo, y es por eso que las personas empiezan a bajar considerablemente su peso, porque es su propia grasa lo que les da energía para poder estar activos durante el día”, añade González Sánchez.

Básicamente vamos a disminuir drásticamente la cantidad de hidratos de carbono (vegetales), vamos a moderar mucho la cantidad de proteína y vamos a potenciar la cantidad de grasa para así obtener la grasa del mar la fuente principal de energía durante este período de tiempo.

Además, tal y como explica, es cierto que a corto plazo las reservas de glucógeno permanecen más bajas al seguir una dieta cetogénica, pero un estudio reciente muestra cómo tras varios meses de cetosis, la recarga de glucógeno se hace más eficiente, evitando un efecto muy negativo en entrenamientos glucolíticos.

Algunos ketopuristas suelen argumentar que la dieta propuesta por Atkins para adelgazar más que cetogénica era hiperproteica, lo que no deja de ser una prueba más de la escasa, por no decir nula, unanimidad que hay en las cuestiones dietéticas ni tan siquiera dentro de una misma corriente (si la dieta Atkins era cetogénica no debería estar fuera de toda duda, ya que él mismo definió en su obra su propuesta adelgazante como cetogénica, y así lo han suscrito además diferentes publicaciones científicas ).

Esta dieta promete reducir el porcentaje de grasa del organismo mediante la reducción de la toma de carbohidratos para que el cuerpo entre en modo de cetosis, así utilizará la grasa como energía en vez de coger los azúcares de los hidratos de carbono.

La tendencia general y el foco de atención suele estar en controlar el nivel de carbohidratos que ingerimos, y eso es muy importante, pero si no mantenemos la ingesta de proteína en niveles porcentuales bajos (entorno al 20 % del total de calorías dependiendo de la persona y de los objetivos) no conseguiremos entrar en cetosis.

Otro de sus beneficios es la notable reducción del apetito entre comidas gracias al efecto saciante que se gana debido a que ésta es una dieta alta en proteínas difíciles de digerir lo cual nos ayuda a evitar consumir alimentos con grandes cargas calóricas entre una comida y otra.

Si tienes baja tolerancia a alimentos altos en grasa, problemas biliares si estás teniendo fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre, tienes antecedentes de cálculos biliares algún otro problema médico, debes consultar con un especialista antes de empezar la dieta cetogénica.

Además, el hecho de que en algunos casos se permita la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas contradice las recomendaciones de las pautas dietéticas de las instituciones médicas más prestigiosas, puesto que puede tener efectos adversos aumentando el colesterol LDL en la sangre.

En su libro «La dieta cetogénica para principiantes» la experta Martina Slajerova explica cuáles son los problemas que pueden surgir durante las primeras semanas siguiendo la dieta cetogénica, pues, según afirma, es cuando el metabolismo se reajusta para «quemar grasa» en vez de calorías.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *