La dieta cetogénica es aquella que reduce elimina totalmente los hidratos de carbono para obligar al cuerpo a entrar en cetosis, esto produce una pérdida de peso al utilizar la grasa como fuente de energía. Como la insulina es una hormona anabólica que participa en el proceso de formación de grasa, muchas personas creen que reducir sus niveles significa automáticamente no acumular grasa. Este objetivo puede conseguirse a través de un aporte insuficiente de alimentos bien por una restricción de aquellos que son ricos en glúcidos y son reemplazados por el consumo de alimentos ricos en proteínas grasas.

Mayonesa (Evitar la que tiene carbohidratos agregados y preferir la versión libre de azúcares). Un estudio publicado en ‘American Journal of Clinical Nutrition’ apunta que el alza de los niveles de azúcar en el cuerpo, provocada por los carbohidratos, activa los centros de adicción en el cerebro, lo que genera antojos luego.

Un aumento en la ingesta de grasas saturadas en una de las consecuencias de esta dieta. Ya sabrás que hay que reducir drásticamente los carbohidratos y moderar las proteínas. RESUMEN: Una dieta cetogénica puede ayudar a perder mucho más peso que una baja en grasas, lo cual se puede conseguir sin pasar hambre.

Las coles como el brócoli, la coliflor, y el repollo también tienen muy bajos niveles de carbohidratos y una gran cantidad de electrolitos y nutrientes esenciales. Las dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas también pueden ser particularmente útiles para las personas con diabetes y resistencia a la insulina , que afectan a millones de personas en todo el mundo.

Para producir cetonas es necesario sustituir casi la totalidad de los alimentos con hidratos de carbono (cereales, legumbres y frutas) de la dieta estándar por grasas. Alcohol: Debido al alto contenido de carbohidratos, muchas bebidas alcohólicas perjudican tu estado de cetosis.

Para lograr este cambio en el cuerpo se propone una ingesta mayor de alimentos ricos en proteínas y grasas buenas mientras se disminuye la cantidad de alimentos ricos en glúcidos. Estas últimas grasas tienen muchísimos beneficios para tu salud, las grasas trans son malas para tu salud.

Dieta cetogénica para deportistas que hacen ejercicios aneróbicos: Esta dieta te permite agregar carbohidratos antes de entrenar, sobre todos es para las personas que hacen pesas algún ejercicio aneróbico. Necesariamente irá acompañado de un olor fuerte de la orina consecuentemente igualmente del exceso de cuerpos cetónicos no usados.

Por otra parte deberá tener presente que la restricción severa de alimentos pudiera reducir la calidad de vida, y que se desconoce la respuesta a algunas cuestiones como los efectos secundarios a largo plazo de la dieta cetogénica. Vázquez y Sánchez del Valle, que han experimentado con la dieta cetogénica desde la formación, coinciden en que hay una serie de errores habituales al iniciarse en estas prácticas.

Al limitar la cantidad de carbohidratos y proteínas metabolizadas, la energía se deriva de la grasa almacenada en el cuerpo de la dieta. Cuando se digieren alimentos altos en carbohidratos, tu cuerpo para utilizar su energía los convierte en glucosa en la sangre.

En menos de una semana, ya existe un cambio adaptativo del metabolismo aumentando la enzimas lipolíticas, implicadas en el metabolismo de las grasas, con la consecuente mayor facilidad de utilizar la grasa como fuente de energía. En algunos casos, se ha producido descenso en la capacidad de atención y concentración al privar al cerebro de la glucosa que se obtiene de los hidratos de carbono que es su fuente principal de energía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *