La dieta ceto se compone principalmente de grasas, algunas proteínas y una pequeña cantidad de carbohidratos. Otro de sus beneficios es la notable reducción del apetito entre comidas gracias al efecto saciante que se gana debido a que ésta es una dieta alta en proteínas difíciles de digerir lo cual nos ayuda a evitar consumir alimentos con grandes cargas calóricas entre una comida y otra.

Para conseguir buenos resultados con esta dieta se suele elaborar un plan en el que se van modificando los porcentajes de grasa para facilitar la adaptación de tu cuerpo a usar la grasa como fuente de energía y no los carbohidratos que es a lo que se ha acostumbrado con la dieta moderna.

La dieta cetogénica, en la que se restringe también el consumo de grasa animal, suele tener muy buenos resultados a la hora de mejorar los niveles de colesterol en sangre, pero este resultado también varía de unas personas a otras, sin tener pruebas concluyentes de qué es lo que hace que en algunos casos los niveles de colesterol bajen y en otros no.

Como norma general los alimentos los cocinamos a la plancha al horno, incluimos fruta variada y mucha verdura en nuestra dieta diaria y por supuesto, los hidratos de carbono no pueden faltar en dosis adecuadas y recomendadas según las necesidades de casa uno.

Como sabes no me dedico a esto de las dietas,(reconozco me re-chifla y llevo años probando y estudiando todo esto) pero si es verdad que me lleva un tiempo, y mantener el Blog también, me propusieron hacérselas y ahí vamos, Yolanda por que no conseguía entrar en Cetosis, Nenia, por que era Vegetariana y se complicaba el tema de la cetosis, y Jordi por que al hacerla en la primera semana, también se desesperó.

Una estrategia muy utilizada para la pérdida de peso en los últimos años es la dieta cetogénica Numerosos estudios han demostrado que esta intervención tiene una sólida base fisiológica y bioquímica; que puede producir una importante pérdida de peso junto con la mejoría en múltiples parámetros cardiovasculares.

Su estudio, publicado en Nutrients , se refiere a la forma de provocar el gasto enérgetico de las grasas del cuerpo, que se emplea para tratar terapéuticamente la diabetes tipo 2 y en determinados casos, la epilepsia , pero que también está de moda como método de pérdida de peso.

Esto se debe en parte al aumento de la saciedad debido a la ingesta de grasa (la grasa disminuye la digestión y promueve un azúcar en la sangre equilibrado), en parte debido a niveles de azúcar en la sangre más equilibrados, pero también porque muchas personas eliminan gran parte de los alimentos que contienen azúcar y carbohidratos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *