La dieta cetogénica ha mostrado, en varios estudios, ser eficiente en la pérdida de peso. Puede que me haya extendido un poco más de la cuenta pero como comentaba al principio creo que es necesario explicar aunque sea brevemente algunos conceptos básicos para entender mejor las diferencias entre llevar a cabo una alimentación tradicional” una dieta cetogénica, aunque a mí me gusta más verlo como una forma estilo de vida que una dieta.

El objetivo de esta acción es aclarar un concepto que todavía suscita muchas dudas e inseguridades entre la población, por la desinformación que existe con respecto a las características de la dieta cetogénica, a menos de 1 mes y medio de empezar un nuevo año y de volver a plantearse propósitos para 2018.

En otro estudio de Wycherley, et al. 44 se estudiaron los cambios en el peso y la composición corporal entre sujetos que realizaban dieta rica en proteínas (con una proporción del 43 % de hidratos de carbono, 33 % de proteínas y 22 % de grasas), dieta rica en proteínas con ejercicio de fuerza, dieta estándar con hidratos de carbono y combinación de dieta estándar con ejercicio de fuerza.

Lo peligroso es seguir hinchándose a hidratos de todo tipo, a grasas trans e hidrogenadas, intoxicarse de ácidos grasos omega6, seguir comiendo bazofia altamente procesada y muy pobre nutricionalmente, seguir alimentándonos sin saber lo que nos llevamos a la boca, eso sí es peligroso.

Cuando hablamos de cetosis nutricional hacemos referencia a una alimentación en la que se restringen mucho los carbohidratos Como principal ventaja tenemos la citada pérdida rápida de grasa corporal , sin que se produzca una pérdida de masa muscular Otros claros beneficios de la cetosis son: menos apetito (es una dieta muy saciante), mayor claridad mental y aumento de la sensiblidad a la insulina, entre otros.

La dieta fasting estricta se basa en consumir alimentos durante 8 horas y no comerlos durante las 16 horas restantes, pero también existen variantes donde sólo haces dichos ayunos dos tres días a la semana, incluso con menos horas de ayuno (12 horas).

Muchos estudios tienden a abordar las dietas bajas en carbohidratos como la paleo y la Atkins, que se centran más en los tipos de alimentos bajos en carbohidratos para comer, a diferencia de una dieta keto, que presta mucha atención a los macronutrientes y a la cetosis.

Perdida de peso – La primera consecuencia y la más motivadora para comenzar a plantear hacer la dieta keto, es la pérdida de peso, inevitable si todo funciona perfectamente ya que el cuerpo comienza a utilizar la grasa de reserva y por lo tanto se pierde peso «Barriga».

La dieta cetogénica keto se puso en el foco de todo el mundo gracias a un estudio publicado en la revista The Lancet Neurology en el cual un grupo de niños con crisis convulsivas disminuyeron sus ataques gracias a una dieta alta en grasas y proteínas y baja en carbohidratos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *