Cuando comencé mi estilo de vida cetogénico, era poca la información disponible sobre las dietas bajas en carbohidratos y altas en grasas saludables; hoy en día parece que todo el mundo habla de ellas (en el campo de la salud, lo más buscado en Google durante el 2018 fue ¿qué es la dieta cetogénica dieta keto?). No obstante, aún así, según distintos estudios, la dieta cetogénica puede tener otros efectos sobre la salud, que no necesariamente tienen que ver con la pérdida de peso. En su estado fisiológico normal (llamado glucólisis), el cuerpo obtiene su energía principalmente de los carbohidratos.

Consumo de comidas bajas en carbohidratos de lunes a viernes, comidas más altas en carbohidratos el sábado (80-150 carbohidratos netos para el día) y rápido de proteínas y carbohidratos la cena del sábado hasta la cena del domingo. Los cuerpos cetónicos se producen en el hígado cuando sus reservas de glucógeno son bajas.

Este régimen, caracterizado en su versión más extrema por un bajísimo consumo de carbohidratos y una ingesta elevada de grasas, parece ser muy eficaz para una rápida pérdida de peso, aunque es difícil de mantener a largo plazo. Hay muchos beneficios de esta dieta, pero los más remarcarles son: la pérdida de peso y el aumento de los niveles de energía.

Sensación de energía: Los cuerpos cetónicos tienen un efecto euforizante leve y muchas gente dice sentirse mejor siguiendo una dieta cetogénica. A seguir adelante tengo marcado un objetivo y se que lo lograre, nunca fue tan fácil y delicioso bajar de peso y sentir más energía.

En algunos casos, como se basa en una dieta con una ingesta alta en grasas, en el supuesto de que tuviera unos niveles de colesterol elevados, podría aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares. Sin embargo, las dietas convencionales bajas en grasas no han demostrado ser una estrategia útil para frenar la alta prevalencia de obesidad en nuestra sociedad.

Debido a que con las dietas keto se reducen los carbohidratos en un 5% y las calorías diarias de una persona, los alimentos como los frijoles y algunas verduras están prácticamente prohibidos. Las dietas cetogénicas mejoran el perfil lipídico, sobre todo en base a la disminución del TG y colesterol total y el aumento de HDL.

En esta situación la falta de glucosa para la obtención de energía, principalmente para el SNC, provoca la necesidad de obtener enrgía de otras fuentes, principalmente de los cuerpos cetónicos (CC) derivados de la oxidación de ácidos grasos libres. En definitiva, aunque en el campo de la nutrición hay muchas cosas que están todavía por verificar, pocas han sido tan probadas como los beneficios de las dietas bajas en carbohidratos para el tratamiento de enfermedades.

Una vez en cetosis, el cuerpo quema con gran facilidad también la grasa que el cuerpo acumula como reserva y se pierde peso. Usualmente el cuerpo utiliza a los carbohidratos (azúcar, pan pasta) como su combustible, pero en la Dieta Cetogénica la grasa se vuelve el principal combustible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *